El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

lunes, 27 de abril de 2009

Post data

Seguro que algunos de Uds. pensarán que un servidor es como una de esas visitas impertinentes que no cesa de despedirse, pero no acaba de irse.

Retomo el blog apenas para dejarles el enlace a un cuento, “Amigas”, que me acaba de “accesinar” el concurso literario bonaventuriano, de la universidad de Cali. Este curioso verbo, híbrido entre accesitar y asesinar, acuñado por el ilustre Jesús Tíscar, expresa a la perfección la paradoja que supone una mención honorífica en un concurso literario: no te brinda los honores del premio, pero fuerza la retirada de la circulación del cuento. En todo caso, como un servidor no está en la literatura para ganarse la vida, sino para dejársela, recibe esta modesta mención con honores de premio “gordo”. La circunstancia de que concurrieran 2462 participantes, al menos te concede la satisfacción de suponer que, después de todo, es posible que no se hagan las cosas tan mal.

Seguro que a muchos les causará la impresión de que a lo largo (no mucho) de sus dos páginas, me despacho a placer contra el género femenino. Lo cierto es que pensaba hacer un cuento sobre cómo un dato objetivo, una vieja fotografía, puede ser interpretado de formas completamente distintas por tres personas; al final, acabó siendo una historia de cómo tres personas, que se desprecian mutua y recíprocamente, pueden fingir que son íntimas amigas.

12 comentarios:

Julio dijo...

Enhorabuena, Juan Carlos

Sombras Chinescas dijo...

Gracias mil.

Saludos.

Dany dijo...

Me sumo a la enhorabuena.

Sombras Chinescas dijo...

Me reitero en los agradecimientos. Aunque uno no tiene abuela, al menos le quedan los amigos.

Saludos.

Julio dijo...

Decía Santa Teresa que la humildad es la verdad. También dicen que los amigos pueden ser tus peores jueces, pero yo te lo digo de verdad, Juan Carlos: el relato es bastante bueno. Hazme caso, que yo vivo de esto.

VEraneante dijo...

Realmente bueno, primo, se merecía mejor recompensa. Es una pena que dejes el blog, aunque no te he dejado comentarios, suelo pasarme por tus sombras chinescas de vez en cuando.

Un abrazo,

ERNESTO

María Jesús dijo...

Enhorabuena!!! Vaya historia, cuanta hipocresía entre esas personas. Un cuento estraordinario Juan Carlos, que eres un gran escritor no hace falta que te lo diga nadie.

Un beso amigo!

Sombras Chinescas dijo...

Superviviente a la experiencia sevillana (y a la romería de La Luisiana /Campillo) retorno y encuentro vuestros mensajes esperándome.

Mis más sinceros agradecimientos a todos. Y no dejo el blog: me tomo vacaciones indefinidas.

Saludos.

Sombras en el corazón dijo...

Muchísimas felicidades. Y que te "accesinen" muchas veces más :0)

Un abrazo

Sombras Chinescas dijo...

Mejor casi que me premien, y, como dice mi santa, a ver si me conceden alguno de los que tiene dotación económica, que andan los tiempos muy achuchados.

Saludos.

Jesús Tíscar Jandra dijo...

Hola, Juan carlos. Lo de "ilustre" sí recuerdo que lo soy, pero no haber acuñado ese verbo que dices. No obstante, te creo.
Saludos.

Sombras Chinescas dijo...

Aunque no puedo rubricar si el verbo es de tu propio cuño o,por el contrario, etxebarrizado,locierto es que lo leí por primera vez en una respuestaa tuya a Laura Massolo en el foro de PL.

Saludos.