El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

miércoles, 12 de diciembre de 2012

En casa y con la pata quebrada

Mi operación de menisco se complicó con una úlcera condral y voy a pasarme una buena temporada en casa.
La pasada semana tuve que estar tumbado y casi no hice otra cosa que leer, así que al menos para eso sirvió. 

lunes, 26 de noviembre de 2012

Embaucador embaucado


No hacía falta ser adivino para anticipar los resultados de las elecciones catalanas, bastaba con leer los sondeos.
Nadie, que no fuera un completo ingenuo, podía pensar que lo que estaba en liza en estos comicios era la independencia de Cataluña, sino la mayoría absoluta del Sr. Mas, propósito que no sólo no ha alcanzado, sino del que se ha alejado muy notablemente.
Pensaba Mas hacer una jugada maestra calzándose el disfraz separatista y echándose al monte del nacionalismo radical, pero los simpatizantes de esta tendencia han sospechado de este repentino impulso montaraz y han preferido confiarle su voto a ERC, unos furtivos más fiables, al menos en esta condición.
No se creía el votante ésta súbita e inaudita ansia del Sr Más por separarse de España, y más bien sospechaba que, en cuanto se viera afianzado en el cargo, iba a renunciar a ella a la primera excusa.
No es sencillo el dilema al que se enfrenta ahora: o bien pacta con los socialistas y reconoce que todo lo dicho no era más que una farsa, o bien pacta con ERC, que no se va a conformar con paños tibios.
Lo que resulta evidente es que el Sr. Más tiene lo que se merece: una bomba de relojería,  y probablemente el elector catalán también: un parlamento balcánico, radical y atomizado.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Adiós al principio de universalidad


(Diccionario de la RAEL. Hay más acepciones, pero me quedo con las tres primeras)
justicia.
(Del lat. iustitĭa).
1. f. Una de las cuatro virtudes cardinales, que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece.
2. f. Derecho, razón, equidad.
3. f. Conjunto de todas las virtudes, por el que es bueno quien las tiene.

No cabe duda alguna de que las nuevas tasas judiciales acaban con el principio de universalidad de la justicia, de modo que la misma difícilmente puede seguir manteniendo el nombre, y habrá  que llamarla sistema de aplicación de leyes o algo parecido.
Admito que tenemos un sistema judicial propio de la época de la ilustración, inmovilizado y aplastado por su propio peso, como un obeso mórbido, también que se está haciendo un uso torticero de la misma, como el que perpetran algunas compañías con grandes gabinetes jurídicos a las que sale más rentable hacer que los demandantes desistan por mero hartazgo que reconocer sus justos derechos, o algunas empresas que se anuncian por la radio y que se dedican a interponer recursos de multas.
No obstante, el importe fijo desorbitado de las nuevas normas dejará al ciudadano inerme ante cualquier abuso de la autoridad. Por ejemplo: si le imponen una sanción de aparcamiento injusta, le va a salir más rentable pagarla que recurrirla.
El ejecutivo anda más tieso que una mojama, y trata de disfrazar de racionalización cualquier asalto a la cartera maquillado de decreto, así que amárrensela bien porque no será el último. 

lunes, 19 de noviembre de 2012

Contradicciones nacionalistas.


Admito que no se le puede pedir racionalidad a una doctrina política que se basa únicamente en los sentimientos más primarios y atávicos: el egoísmo y la noción de pertenencia a la tribu, pero alguna de las contradicciones que exhiben sin pudor alguno los nacionalistas sobrepasan con mucho la barrera del ridículo.
A guisa de ejemplo, esta mañana veía en los informativos imágenes de un mitin ce CiU en el que los incondicionales del grupo (¿asiste a los mítines de cualquier partido alguien que no sea incondicional, cuando no deudo, del partido en cuestión?) ondeaban casi tantas banderas europeas como catalanas.
No se concibe nada más absurdo que, cuando la unión europea consiste en renunciar a fronteras y soberanía nacional en favor de una entidad supranacional europea, tratar de conciliar este espíritu con el provincianismo y la apología de los reinos de taifas que supone el separatismo.
Semejante estupidez es equivalente a que un perro se defina como vertebrado, pero arda en ira e indignación ante la mera mención del orden de los mamíferos. En resumen: europeos sí, españoles no.
A todo esto, Mas, el aprendiz de brujo de turno, se siente despavorido ante la legión de escobas animadas (o golems independentistas) que acaba de crear y que, incontroladas e ingratas, parecen decididas a votar en masa a ERC, otros separatistas de una añada no tan reciente como la suya. Él, que ha organizado todo este jaleo para desviar la atención de la pésima gestión de la crisis que ha realizado y salir relegido  es posible que incluso no consiga siquiera la mayoría precisa para gobernar.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Huelga a la fuerza


Servidor es uno de los cientos de miles de españoles que hoy debe hacer huelga quiera o no.
En mi caso, obedece a que el director de la fábrica donde me encuentro trabajando le teme más al comité de empresa que la propio diablo y no se atrevería a hacer nada que lo incomode lo más mínimo, y ha prohibido a todas las contratas externas el acceso a la misma.
No obstante, en la televisión hemos tenido ocasión de ver otras coacciones menos sutiles, barricadas, neumáticos ardiendo y piedras volando delante de los mercados centrales.
No me entra en la cabeza por qué la ley y las fuerzas de seguridad siguen tolerando la actividad de estas bandas de extorsión organizada que son los piquetes informativos, y no se les aplica directamente el derecho penal o, mejor aún, se crea una legislación específica al respecto que castigue de forma contundente e inmediata estos comportamientos.
Tenemos unos sindicatos y una ley de huelgas propios del siglo XIX, de la época de una lucha de clases obsoleta, fósiles vivientes que se han convertido en una lacra para la sociedad, incluso para el mero ejercicio de la libertad.
En el capítulo anecdótico, ayer, poco después de las diez noche, me encontré con uno de estos grupos que se reunían al amparo de la bandera de la CNT en el casco viejo de Zaragoza, se ve que preferían trasnochar a madrugar, y lo cierto es que la mayoría de ellos tenían aspecto de no haber trabajado en la vida, el paradigma de lo que ahora se da en llamar perroflauta, curiosos abanderados de esta huelga nini .

miércoles, 7 de noviembre de 2012

De mañana no pasa


Dicen por ahí que un tipo que responde al mismo nombre que el del que firma este blog presentará mañana, jueves 8 de noviembre a las 19:30, su novela Los confines de la noche en el Centro Cultural de Paracuellos, sito en la ronda de las Cuestas 39.
La entrada será libre y gratuita (el citado ha intentado que el ayuntamiento pagase  por asistir al evento, pero no ha colado), y los asistentes, después de una breve charla (por algo uno se hizo escritor y no orador)  podrán llevarse a casa un libro dedicado por el autor, incluso pedir la mano del mismo (por pedir que no quede).
A pesar de su contumaz insistencia, no se ha permitido la asistencia al acto de Steven Spielberg y George Lukas, ya que la necesidad de traducir sus preguntas restaría agilidad al desarrollo del evento.
Pueden acudir ustedes de etiqueta, con traje de faena e incluso disfrazados de bombero torero.
Hasta mañana, ¡ea!

lunes, 5 de noviembre de 2012

¿Democracia?



Acabo de leer  “Tragedia y esperanza”, de Carrol Quigley, y he encontrado en el libro mucho de lo primero y nada de lo segundo.
A pesar de que los juicios y opiniones vertidos por el autor son bastante discutibles, cuando no meros prejuicios, no se puede cerrar los ojos a la contundencia de los hechos, que prueban que vivimos en un mundo dirigido por un puñado de oligarcas, y todo el resto de aparato pseudodemocrático no constituye sino mero atrezzo para imbuirnos la ilusioria esperanza de que tenemos alguna opción de intervenir en las decisiones de gobierno.
El texto detalla cómo todos los últimos presidentes y la mayoría de su gabinete (hasta el momento de publicación del libro) de EEUU eran miembros del CFR, una institución en manos del PODER económico con mayúsculas. También explica cómo todos los movimientos de izquierdas americanos han sido teledirigidos, mediante su financiación, por gente tan poco sospechosa de simpatizar con el comunismo como D. Rockefeller, J.P.Morgan, incluso la fundación Carnegie.
Si esto ocurre en la nación más rica y poderosa del mundo (de momento), pueden hacerse lo que ocurrirá en un país de todo a cien como el nuestro.
El estado de ánimo que te deja la lectura del libro es la desolación inherente al conocimiento de la verdad. No en vano alguien dijo que la ignorancia es el estado propio de la felicidad.

lunes, 29 de octubre de 2012

Cloacas de papel


Todos sabemos que en los premios literarios abundan los rumores de apaños y pucherazos, si bien no es frecuente contar con la posibilidad de leer en la prensa el detalle de esos mangoneos.
En esta ocasión lo relata el diario de Burgos, que presta voz a los miembros del jurado de preselección, los cuales se quejan de que el poemario ganador no se encontraba entre los finalistas.
Para los legos en la materia, en el premio estaba metida la editorial Visor, cuyo amo, Chus Visor, es conocido en todo el mundo literario por sus turbios manejos, así que el enredo era previsible. Lo que no tiene desperdicio es la  declaración del presidente del jurado, Luis García Montero:
 «Cuando al responsable de la editorial o a un miembro del jurado le llega la noticia de que alguien se ha presentado al premio, tiene derecho a pedir que su libro se añada  a la deliberación. Esa es la costumbre establecida en la inmensa mayoría de los concursos literarios y eso es lo que ocurrió en el Premio Ciudad de Burgos»
O sea, que, en un premio en el que los concursantes se presentan bajo pseudónimo para garantizar que se juzga la calidad de la obra y no otra cosa, el jurado pide leer una obra en concreto.
Como postula la famosa cita apócrifa: «Cosas veredes, amigo Sancho, que farán fablar las piedras»

lunes, 22 de octubre de 2012

Sexismo bueno, sexismo malo


El domingo fui al a ver  Brave en compañía de mis hijos. De entrada, admito que la película me pareció divertida e ingeniosa, pero llama la atención (incluso para alguien que apenas se fija en esas cosas) el descarado sexismo de la misma, si bien, como en este caso se ha hecho escarnio del género masculino, ninguno de los habituales paladines de la igualdad ha levantado la voz.
Si un extraterrestre acudiese al cine, tras ver la cinta albergaría el absoluto convencimiento de que los humanos dotados con cromosomas XY son unos completos tarados: en el mejor de los casos unos nobles brutos, en otros brutos, sin más apellidos.
No es que una película así me moleste demasiado, la realidad es la que es, no la que cualquiera se empeñe en pintar, pero si me enoja la diferencia de raseros.

martes, 16 de octubre de 2012

lunes, 15 de octubre de 2012

Toreros de salón


A lo largo de los últimos meses, he recibido media docena de veces un correo electrónico alumbrado (nunca mejor dicho) por un iluminado, encabezado por el sugerente título: “Es tan fácil y a la vez tan difícil”. El texto de marras propone lo que en él se denomina “proteccionismo a lo bestia” (cuando en realidad debiera llamarse proteccionismo de andar por casa o de todo a cien) y que consiste en que todos los españoles, durante tres meses, dejemos de consumir productos procedentes del extranjero. El avezado economista de salón asegura que, con esta medida (copio textualmente), se iniciaría un proceso de reactivación espectacular de nuestra economía, crecería el empleo, recaudaríamos impuestos y podríamos saldar definitivamente la deuda que nos está hundiendo”.
Por supuesto, el aspirante a salvapatrias no ha caído en la cuenta de que todos los hidrocarburos y buena parte de la electricidad que consumimos son importados, así que absténganse de usar el vehículo y el transporte público, así como de encender la luz   o poner la calefacción. También son foráneos los ordenadores, móviles y demás productos electrónicos, por lo que deberemos volver al ábaco y las señales de humo.
La lista es larguísima y podría seguirse ilustrando con ejemplos hasta el infinito, si bien el supuesto desfacedor de entuertos tampoco se ha percatado de que los países afectados por nuestras medidas proteccionistas actuarían en consecuencia, boicoteando los productos españoles (recuerden lo que ocurrió hace unos años con el cava catalán), y a ver entonces qué haremos con nuestros pepinos, pimientos y con nuestros coches, que se exportan en una importante proporción, por no hablar del turismo.
No hace falta ser un Nobel de economía para saber que autarquía es uno de los sinónimos de ruina y miseria, y ya los antiguos fenicios eran conscientes de que el comercio exterior es una de las claves de la prosperidad de un pueblo, por lo que resulta epatante que teorías como la citada rebroten una y otra vez.
En todo caso, lo que más llama la atención no es que un cantamañanas pergeñe esta disparatada y pueril solución para la maltrecha economía patria, sino que tanta gente la dé por buena y la mantenga circulando por la red. Este hecho prueba que buena parte de la población, cuando se la saca de su ámbito laboral cotidiano, es incapaz de distinguir una idea genial de un dislate absoluto, circunstancia de la que se aprovechan los políticos para perpetrar los mayores desmanes y seguir obteniendo el voto de los damnificados.
Cuando la ciudadanía se encuentra desesperada, como ocurrió en la Alemania de los años treinta, es capaz de aferrarse a cualquier teoría que disienta de la oficial como a un clavo ardiendo, y todos sabemos las funestas consecuencias que esto puede acarrear.
La pasada semana los noticiarios proclamaban, como una estadística más, el terrible dato de que el 40% de los niños españoles se encontraban por debajo del umbral de la pobreza y el 14% del de la pobreza absoluta. Por desgracia, el número de personas desesperadas comienza a ser preocupante, y sólo falta algún demente que sepa catalizar toda esta impotencia.

martes, 9 de octubre de 2012

Cuestión de cabeza (Microfábula IV)


La cabeza estaba harta por completo de esos pies perezosos, malolientes e infectados de hongos. En concreto, le enervaba esa manía suya de no correr lo mismo que ella y que  la obligaba a rezagarse.
También odiaba a las manos, para que negarlo, tan delicadas que a la mínima se cubrían de ampollas y callos, y tan torpes que nunca eran capaces de ejecutar con precisión la pura perfección de sus pensamientos.
Puestos en materia, también la enervaba el estómago, insaciable, siempre pidiendo más y luego quejándose acto seguido. Y el corazón, tan presuntuoso él, pero que se negaba a obedecer sus dictados y se quebraba al menor contratiempo.
Decididamente, estaría mejor sin toda esa caterva de inútiles, y es posible que se decida a abandonarlos.
Como si fuera posible.

PD: Pueden darle a la cabeza un nombre del norte de España o de Europa, es indiferente.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Estreno sitio

Una página dedicada al autobombo y egomegalia del autor, a la que puede accederse pinchando sobre la imagen de la portada del libro, arriba a la derecha.

Carta abierta a la comisión de investigación de los ERE


Señores, excelencias, reverendísimos o como quiera que haya que llamarles.
Oigan, que soy la  Luci. Sí, la señora de la limpieza, esa misma. Que sólo quería decirles que el lío eso de los EREs fue cosa mía, por eso no es de extrañar que ni Don Manuel, ni Don Jose Antonio ni Doña Magdalena sepan nada sobre el asunto.
El caso es que todos los días pasaba la mopa y el plumero por ahí, y esos papeles parecían que me estaban llamando. Fíjense, que barbaridad de millones de Euros, que en pesetas ya no sé ni echar la cuenta, y con toda la gente necesitada que hay por esos mundos de Dios. Total, que una, que no tiene el corazón de piedra, no pudo resistirse a echarle una manita a mi primo José Luis, que el pobre lo estaba pasando muy malamente.
Ocurrió que, aunque me prometió que no iba a soltar prenda, todos saben lo que se le calienta la boca a mi primo cuando se toma tres rebujitos, y el rumor comenzó circular, y primero fue un cuñado, luego un vecino, después un sobrino, y nada, que la cosa se me fue de las manos.
Así que ya saben señores comisionados, o lo que sean: no  se muestren demasiado severos con ellos, que la culpa no fue suya.

martes, 25 de septiembre de 2012

Ya no hay vuelta atrás


Quizá los lectores más veteranos del blog recuerden que éste nació porque la editorial Maghenta iba a publicar mi novela Sombras chinescas. Esos mismos también recordarán que la citada cesó en el negocio antes de que saliera al mercado (espero que no fuese por la calidad de mi novela). El resultado de aquel acto fallido es que este blog, con nombre y apellido de novela inédita, hijo putativo de la misma, siguió su andadura hasta la fecha.
Pues bien, ahora es otro loco perseguidor de utopías, José Luis Victoria, de Ediciones Hades, quien va a osar a sacar al mercado otra de mis novelas, Los confines de la noche, y la presentación en sociedad de la criatura ya incluso tiene fijada fecha: será el jueves, 8 de noviembre, a las 19.30 en el centro cultural de Paracuellos (sólo hay uno), sito en la Ronda de las cuestas, 39.
Ni que decir tiene que están todos Uds. invitados.

viernes, 21 de septiembre de 2012

Cortina de humo


Admito ser malpensado, pero cuesta creer que, de un día para otro, Mas decida calarse la barretina hasta los ojos, que se le despierte de buenas a primeras el espíritu montaraz e independentista.
Nadie ignora que los sucesivos gobiernos de CiU, con la inestimable ayuda del interludio tripartito, han llevado a la bancarrota a la que debiera ser una de las comunidades autónomas más prósperas del estado, y servidor no puede evitar sospechar que toda esta alharaca taliban-nacionalista por fuerza debe ser una maniobra de distracción. Es más sencillo erigirse en líder de una yihad antiespañola que ser el objeto de todas las críticas por dirigir una administración que no tiene un maldito euro y se ve obligada a pedir auxilio al gobierno de Madrid, eso sí, exhibiendo el altivo desprecio de los paupérrimos hidalgos del Lazarillo.
No voy a negar que existe un fuerte sentimiento independentista en buena parte de la población de la comunidad: tantos años de inmersión (aunque en justicia debiera decirse inversión) lingüística, de desaprender la historia y el español, de inventar realidades paralelas e inculcar el sentimiento de que andaluces y extremeños se dan la vida padre a costa del trabajo de los catalanes, ha dado sus frutos, y su dinero ha costado. Buena parte del agujero autonómico catalán se debe a frivolidades como subvencionar el doblaje de películas al catalán o mantener innecesarias embajadas.
No se puede ignorar que Barcelona, como Madrid, es una ciudad que vive de vender y prestar servicios al resto de España. Que muchas multinacionales sentaron allí su sede por el hecho de contar con puerto, pero la trasladarían de inmediato si dejase de formar parte de España. Fomentar que la pertenencia a España es un lastre para la prosperidad de Cataluña, en lugar de la causa de esta, es la mayor falacia que los nacionalistas han conseguido implantar entre sus partidarios como una  verdad incuestionable.
Es evidente que Mas sabía que se iba a volver de la Moncloa con las manos vacías, y que el encuentro de ayer no fue sino una escenificación de cara a la galería, sobre todo a su clá. Lo que no tengo claro es que Mas sepa dónde pararse, si es que puede hacerlo, y si es consciente de que está despertando a un monstruo de voracidad insaciable y al que, una vez puesto en movimiento, no podrá contener.

martes, 18 de septiembre de 2012

Anorexia fiscal (Microfábula III)


Un agricultor posee una yunta de mulos, con la que labra sus tierras y las del vecino. Un buen día, el vecino fallece y los herederos venden sus tierras.
El agricultor, preocupado, se pone a hacer cuentas y descubre que, ahora, la yunta produce menos de lo que consume en forraje. Ni corto ni perezoso, decide recortar el forraje de la yunta hasta el importe exacto de lo que produce. La semana siguiente, vuelve a hacer números y encuentra que la producción de los mulos ha descendido, por lo que vuelve a recortarles el forraje, y así hasta que… (ponga usted mismo el final)

Hasta un niño puede entender que la solución no estriba siempre en recortar. A despecho de las afirmaciones de Merkel, todos los recortes que estamos padeciendo están teniendo el efecto de reducir la recaudación del estado, por lo que se hacen precisos nuevos recortes…
¿No sería mejor procurar que los mulos produjesen más en lugar de matarlos de hambre?

viernes, 14 de septiembre de 2012

Obama se pone las pilas


La reserva Federal  pone en marcha un plan para inyectar a la economía americana 40.000 millones de Dólares comprando activos con base hipotecaria (vamos, dando salida a lo que aquí llamamos banco malo) y además prosigue con su plan de cambiar deuda a corto plazo por deuda a largo plazo (lo que  en plata se conoce como refinanciarse).
Desde mi punto de vista de lego, pienso sinceramente que es un error, pues ya hemos comprobado que inyectar dinero a la banca hoy en día no es garantía de que éste circule. Además, el anterior plan, del pasado año, con una inversión de 325.000 millones se mostró claramente insuficiente, y estas medias tintas equivalen a administrarle aspirinas a un enfermo grave. No obstante, al menos los responsables americanos tienen como objetivo prioritario el empleo y no el déficit, como ocurre aquí

martes, 11 de septiembre de 2012

Yo no vi ayer a Rajoy


Supongo que soy uno de los millones ciudadanos hastiados de la inoperatividad de nuestro presidente y que no creyó que éste pudiera aportar nada nuevo en su sesión de lucimiento ante los medios, ni siquiera algo interesante.
Suscita más mi interés la noticia que publica Europa Press, según la cual Esperanza Aguirre anunciará en el próximo debate regional la retirada a los sindicatos de esa suerte de patente de corso que es la subvención por  formación continua, para destinar ese peculio a la promoción de la contratación.
Me sorprende el poco revuelo que ha desatado este anuncio, pues supone meterle la mano en la cartera a los sindicatos hasta el mismísimo fondo y dejársela más limpia que una patena. Para que se hagan Uds. una idea, sólo en Madrid los sindicatos recibieron en ese concepto 17 millones de Euros, mientras que lo que percibieron del ministerio de trabajo en todo el estado no llega a 21 millones.
Uno puede simpatizar o no con la presidenta autonómica, que, si de algo peca, es de exceso de sinceridad, virtud que, en un político, muda en defecto, pero es evidente de que no se la puede acusar de tibieza o inoperancia.
No duden que esta medida va a despertar la ira de los sindicatos, pues les ataca justo donde más les duele, en la cartera, y presagio un otoño caliente en Madrid,  en toda España si el resto de comunidades se atreve a imitar a la madrileña. 

lunes, 10 de septiembre de 2012

Rub Al kaba (y II)


Parece  evidente que el mes de septiembre pone en ebullición las hormonas del candidato socialista, y esto le provoca la pérdida del juicio o la vergüenza. Hace un año, le acusábamos de haberse talibanizado, si bien ahora da un paso más y se calza las polainas de Agustina de Aragón para rechazar el rescate europeo, eso sí, sin proponer nada a cambio, porque, fuera de la ayuda europea, no nos queda otra que la autarquía y el regreso al trueque y la economía de guerra.
Aunque todos sepamos que no supone más que mera impostura, un rol asumido para tratar de llamar la atención que un electorado que lo desdeña aún más que al inoperante Rajoy, llama la atención la desvergüenza de un dirigente capaz de recurrir a semejante demagogia.
Por otra parte, queda más que probado que Europa, tal como es hoy en día, representa un serio inconveniente para salir de la crisis en lugar de formar parte de la solución. Si España no estuviera integrada en la moneda única, bastaría con que el estado pusiera en marcha la máquina de imprimir billetes y provocase una devaluación y una inflación moderada para revitalizar la economía. Por el contrario, estamos sometidos al antojo de unas instituciones económicas manejadas por una Alemania que sigue obsesionada por la inflación desde los años 30, o sea: desamparados y a merced de la voracidad de los mercados.
Si a alguien se le ocurre una solución, que la cuente. Chistosos abstenerse (va por Ud., Sr. Rubalcaba) .

lunes, 3 de septiembre de 2012

Otro premio

En esta ocasión bastante modesto, de hecho la dotación es un lote de libros, si bien lo acojo con alborozo porque era organizado por el ojo crítico, mi magazine cultural favorito.

Puede escucharse aquí, en torno al minuto 40:40.

viernes, 31 de agosto de 2012

… pero que no se metan tus burros en mis trigos


Es de dominio público que los certámenes literarios auspiciados por las grandes editoriales y con muchos ceros en el botín son todos una farsa. 
Lo lamentable es que los medios le hagan el caldo gordo a estas operaciones de mercadotecnia y no se nieguen  en redondo a participar en semejante fraude. Sobre todo me duele por todos los pobres incautos (entre los que un día me conté, allá por el 2005) que envían sus obras a dichos concursos imbuidos por la ilusoria y ridícula esperanza de que puedan tener alguna opción de ganarlos, o al menos el premio de consolación, consistente en que la editorial se fije en tu obra.
Lo que nunca he acabado de entender es que corporaciones locales se avengan a actuar de mamporreros de las editoriales y participen en este vergonzante mercadeo apenas por  ver su nombre en la prensa.
Resulta curioso que las pocas voces que surgen para denunciar este trapicheo lo hagan únicamente cuando les tocan lo suyo, como es el caso de José Sanclemente, socio de Roca Editorial, que clama desde su blog contra RBA porque utiliza los jugosos 125.000€ euros de su certamen para quitarle a uno de sus autores (Michael Connelly).Y es que ya se sabe: amigos, muy amigos…

lunes, 27 de agosto de 2012

Hecho un Cristo



Así está el país, torturado y maniatado por la crisis,  coronado de espinas por la Merkel y  con Draghi en el papel de Poncio Pilatos, lavándose las manos antes de tocar la basura (léase nuestra deuda soberana), y afirmando ecce terra, o este es el país, antes de entregarnos a los mercados sedientos de sangre.
Una vez más, nos anuncian una nueva semana trascendente, seguramente la quincuagésimo quinta desde que se iniciara la crisis, y el ciudadano de pie ya escucha las noticias de desplomes de Ibex y ebulliciones del  diferencial de deuda como quien oye los ecos de una tormenta persistente, pero a la que la rutina ha desprovisto de toda capacidad de generar pánico.
Por todo lo citado, ese ecce homo transfigurado en Paquirrín con peluca a lo afro constituye el epítome perfecto de la situación de la nación, un país que, tal como vaticinó Guerra en uno de sus ataques de clarividencia, no lo va a conocer ni la madre que lo parió.

jueves, 9 de agosto de 2012

La velocidad de los neutrinos

Servidor lleva tiempo sin actualizar el blog. Entre el trabajo que me da de comer y los afanes literarios, apenas me resta tiempo para nada más.

Rompo este largo silencio para anunciar que la revista Axxón, una de las más prestigiosas, si no la más, de las dedicadas el género fantástico y la ciencia ficción en castellano me acaba de publicar un cuento que  puede leerse aquí.

En breve habrá otras novedades que anunciar, pero cada cosa a su tiempo.



domingo, 10 de junio de 2012

La prima y la madre que la trujo


Un servidor no puede evocar sin añoranza tiempos que parecen remotos, en realidad apenas un par de años, cuando, si alguien nombraba a la Prima, sin más apellidos, se refería a un pariente de segundo grado, o más lejano, de esos que apenas te encuentras en los eventos familiares más masivos. Si además le ponía el calificativo de riesgo, se refería a que le gustaba practicar el sexo sin precauciones o a que era de esas que venían de visita a las once de la mañana y no conseguías echar antes de la medianoche.

Por desgracia, ahora el término tiene un significado muy diferente y hasta mi frutero es capaz de hablar sobre la evolución del bono alemán a un año con la misma soltura con la que antes recitaba la alineación del Madrid de la quinta del Buitre y, cuando te cruzas con algún vecino en el ascensor, en lugar de hablar del tiempo, te comenta el precio que alcanzó la deuda española en la última subasta.

        Sería lógico suponer, dado el nefasto panorama que parece acecharnos cada mañana emboscado en los titulares de los diarios, que optáramos por la evasión de la realidad, como Solbes y Zapatero cuando los inspectores del banco de España le hicieron llegar al primero la famosa carta que ponía en negro sobre blanco la verdad sobre el estado de la banca y ambos desdeñaron como un simple mal agüero. A despecho de lo anterior, parecemos recrearnos en nuestra desgracia, doctorándonos en macroeconomía y mercados financieros, como esos enfermos que se empeñan en saber más sobre sus enfermedades que los propios doctores que les tratan.


        Hablamos de miles de millones con absoluta indolencia; como prueba el hecho de que cada español, por mediación del FROB, tengamos que prestarle a los bancos dos mil euros. En mi caso, que tengo esposa y dos hijos, supone un montante familiar de ocho mil euros, una cifra nada despreciable.


        En este  punto es cuando a uno no le queda otra opción que preguntarse por qué toda esta caterva de ineptos e insensatos (por no decir algo peor), comenzando por ZP y Solbes, siguiendo con MAFO, Rato y Blesa, y concluyendo con todos los representantes de partidos políticos y sindicatos que ostentaban cargos de consejeros en todas estas entidades que han tirado dinero a manos llenas, no se encuentran ahora mismo juzgados y encerrados.


       Al ciudadano de a pie, ya experto en las interioridades del sistema financiero, no le es ajeno que no se puede dejar quebrar al sistema bancario, pero lo que nunca podrá comprender es por qué se rescata a estas entidades, pesebres para pagar favores y lealtades políticas, y no a su pequeño negocio o a él mismo, sencillamente porque no existe explicación plausible.


        Por todo lo anterior y aún sabiendo que apenas vislumbramos la pequeña punta emergente del iceberg, uno maldice entre dientes, mentando a la Prima y la madre que la trujo, y reza para que estos cien mil millones sirvan para que nos deje en paz, al menos hasta que concluya la Eurocopa.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Los pitos de la discordia


En cuanto escuché a Esperanza Aguirre en el programa de Carlos Herrera, supe que sus palabras iban a levantar revuelo.
La Wikipedia afirma: la corrección política o lo políticamente correcto es un término utilizado para describir lenguaje, ideas, políticas o comportamientos que se considera que buscan minimizar las ofensas a grupos étnicos, culturales o religiosos. Esta obsesión, llevada hasta el límite del absurdo por la inmensa mayoría de los políticos y muchos que no lo son, redunda en la insustancialidad, en el discurso queso de Burgos, descafeinado e insulso por tanto afán de complacer, o al menos no molestar, a cuanto insensato irascible puebla la faz de la tierra, y ciertamente no menudean.
Resulta patético ir a jugar la final de la Copa del Rey y pedir a tus seguidores que expresen libremente sus sentimientos,  en concreto: pita por la lengua, pita por la libertad, pita por las elecciones, pita contra el robo y pita por el nuevo estado catalán. Semejante dislate es equivalente a ordenarse fraile para predicar desde el púlpito a favor del ateísmo o el agnosticismo. Encuentro tan pueril la conducta de Rosell que no se me ocurre otro castigo que quitarle su juguete favorito y enviarle a la cama sin postre.
Entiendo perfectamente que el nacionalismo, acostumbrado a hacer de estas cuestiones su razón de ser, pues carece de otra, sufra de sarpullidos y erupciones ante la mera visión de un miembro de la casa real o una bandera española, pero nadie les obliga a participar en la Copa del Rey, si es que tan dolorosa y ofensiva les resulta la presencia de su vástago. Lo que no puedo admitir es que políticos que tratan de pasar por moderados, como Durán, se rasguen las vestiduras y afirmen que prohibir pitadas y abucheos es un atentado contra la libertad de expresión. Curiosamente, cuando pitaban a los de su partido a la entrada a las cortes catalanas, no sostenía la misma opinión.
Retomando el comienzo, parece evidente que la presidenta madrileña peca de muchos defectos, pero no de exceso de corrección política, y, si por algo se caracteriza, es por afirmar en voz alta lo que mucha gente piensa pero ningún político se atrevería jamás a enunciar, justamente por saber que ello les convertiría en blanco de la jauría.
Un servidor no es monárquico ni se le saltan las lágrimas ante la vista de la enseña nacional, pero no me parecería mal que el partido se suspendiera si la conducta del público lo justifica. Mi modesta opinión es que, si no nos gustan las leyes, cambiémoslas, si bien, mientras permanezcan en vigor, hay que respetarlas y los gobernantes tienen la obligación de hacerlas respetar. Si han de hacer una manifestación en la plaza de Cataluña en contra de la monarquía y a favor de la independencia que la hagan, no obstante, si acuden a la final de la Copa del Rey, algo a lo que nadie les obliga, déjense los pitos en casa.

jueves, 3 de mayo de 2012

Lazaretoamérica


Evo Morales, envalentonado por la tibia respuesta al robo por decreto perpetrado por su colega austral, la Kirchner, mueve ficha y salta de oca a oca, comiéndose en este caso la filial de red eléctrica en Bolivia.
Es cierto que los más perjudicados a la postre serán los conciudadanos de estos dirigentes demagogos y oportunistas, condenados a vivir encerrados en el gueto financiero en el que acabarán convirtiéndose sus países a causa de la inseguridad jurídica reinante en los mismos, no obstante y entretanto, las primeras damnificadas son las esquilmadas empresas españolas.
Parece claro que pueden nacionalizarse empresas a precio de saldo, o gratis total, pero la historia prueba que estas gangas acaban pasando una onerosa factura.
La relación causa efecto parece tan evidente, que un servidor no alcanza a entender cómo los sufridos votantes de estos desgobernantes  aplauden a rabiar las nacionalizaciones, si bien tampoco alcanzo a entender cómo fue posible que los electores españoles votasen a Zapatero dos legislaturas consecutivas.

martes, 17 de abril de 2012

¿Hay alguien ahí?


En días como estos, uno se pregunta por qué todo el mundo parece haber escogido justo esta semana para perder el juicio, qué ha podido causar este brote de locura colectiva.
Cristina Fernández de Kirchner, ahuyentando a patadas a los inversores de su país en  un momento en el que parecía que la economía Argentina comenzaba a remontar, desbaratando de un manotazo la ilusión de que podía conjurarse de una vez la maldición de un país que lo tiene todo para ser próspero y se ha visto secularmente abocado a la miseria por culpa de los gobernantes más nefastos que quepa imaginar. Supongo que en Méjico, Brasil y, sobre todo, en Colombia, deben estar frotándose las manos, pues su principal competidor como naciones receptoras de inversión exterior ha decidido retirarse con esta maniobra suicida.
El rey, despertando atavismos de los tiempos de las cacerías de especies protegidas y pescas en el Azor, cuando el país atraviesa por una de las peores rachas de la historia reciente y el drama se ha convertido en algo tan cotidiano que incluso ha perdido la capacidad de epatar.
Jaime de Marichalar, dejando una escopeta cargada en manos de un muchacho que tiene todo el aspecto de estar hecho de la piel del mismísimo Belcebú (en una ocasión, quien suscribe tuvo ocasión de verlo en persona en el Zoo de Madrid, y la reina y todo su séquito de escoltas se veían mal para ponerle freno).
Y lo más curioso de todo es que esta epidemia de demencia no se ha desatado en medio de una ola de calor, sino a comienzos de un abril disfrazado de enero siberiano.

jueves, 12 de abril de 2012

Adiós al billete


El hecho de que el dinero en metálico va a desaparecer, el menos en la zona Euro, es una realidad a medio plazo, y la medida de limitar los pagos en metálico a 2.500€ no constituye más que un primer paso.
Los gobiernos europeos, agobiados por la deuda y el déficit público, no van a poder sustraerse a la tentación de convertirse en una suerte de gran hermano que todo lo ve; la prueba es tan sencilla como solicitar un borrador de la declaración de la renta y, si eres uno de los pocos afortunados que no se encuentran el sistema colapsado, comprobar cuánto sabe el estado de ti. No obstante, no les basta con eso y quieren tener constancia de hasta el más ínfimo movimiento del último de nuestros céntimos, y la moneda circulante es el más serio obstáculo al que se enfrentan para alcanzar dicho fin.
Hoy en día, las condiciones tecnológicas y sociales permitirían dar este paso de no ser por los bancos (de nuevo ellos) y su contumaz voracidad por cobrar unas comisiones de usura por las transacciones electrónicas. Bastaría que, en lugar de embolsarse un abusivo porcentaje de cada movimiento, cada comerciante pagara una razonable tarifa plana, similar a lo que ocurre con internet, para que los billetes pudieran eliminarse en unos pocos meses.
Y, en ese instante, habríamos convertido al gobierno en un ser omnisciente que, a guisa de ejemplo, sabría cuánto nos gastamos en bares y podríamos encontrarnos que, tras pagar la última ronda, recibiéramos un SMS de la seguridad social indicándonos que, una sola cerveza más, y no se hará cargo de los posibles gastos de tratamiento.
Parece ciencia ficción, pero no dude que lo acabaremos viendo.

martes, 10 de abril de 2012

Neozapaterismo


Al igual que Montoro, el tipo con cara y voz de chiste, nos sorprende con propuestas originales y creativas, de Guindos, el ministro con aspecto de no haber sonreído en la vida, nos descoloca con ocurrencias que son un chiste en sí mismas, si bien de pésimo gusto, que, si uno leyera en una hemeroteca sin identificar la fecha ni el autor de la declaración, sin dudarlo un instante atribuiría al propio Zapatero o alguno de sus adláteres.
No se puede pretender que una persona que ha pagado su cuota de la seguridad social tenga que pagar de nuevo si un día sufre una apendicitis. Si se estima que las rentas más altas deben pagar aún más, lo que debe hacerse es modificar las tablas de cotización, no reducir derechos y crear desigualdades manifiestas.
Pero además de ser injustas, estas propuestas son mera demagogia pirotécnica, como lo prueba el gráfico extraído de la encuesta de estructura salarial del INE (de del 2006, la última disponible, si bien sirve para hacerse una idea) en la que se observa que, a partir de 70.000€, la curva prácticamente toca al cero, por lo que la medida del ministro, que da la impresión se acaba de caer del apellido, sería de insignificante incidencia en los presupuestos de la seguridad social.

lunes, 9 de abril de 2012

¡Uh, que vienen los mercados!


Una vez más, la prima de riesgo, esa pariente tan entrometida y contumaz, se viene arriba como un despertar adolescente o priápico, y nos deja el país un poco más hundido y paupérrimo, pagando la deuda a precio de bono basura.
Si en la anterior ocasión la culpa parecía recaer sobre el desplome en las encuestas de Merkel, ahora todo apunta a la campaña electoral francesa, y uno se pregunta por qué demonios hemos de pagar los platos rotos del resto de Europa y vernos abocados al eterno papel de chivo expiatorio.
Es cierto que la incomprensible y errática política del gobierno saliente no ha contribuido precisamente a ganarnos una reputación de país en el que se pueda confiar, si bien el recién estrenado ejecutivo de Rajoy se ha limitado a seguir a pies juntillas los dictados de nuestra jefa, Merkel, y de esa caterva de comadres histriónicas e histéricas, los mercados, y nada parece justificar esa súbita caída en desgracia.
Cabe cuestionarse, entonces, cuál es el desencadenante de este repunte meteórico, y se pueden alegar muchas causas, desde el resultado de las elecciones andaluzas hasta los últimos presupuestos, si bien ninguna en la que se pueda fundar una relación causa efecto evidente, de modo que las opiniones vertidas por los distintos analistas políticos se asemejan más a un cónclave de sofistas discutiendo sobre la esencia de la nada que a un razonamiento en el que se pueda depositar algo de confianza.
Visto que ni siquiera cumpliendo a rajatabla sus dictados muestra visos de complacerse esa suerte de doncella caprichosa que encarnan los mercados, se diría que la única alternativa posible es cerrar los ojos y rezar para que, cuando volvamos a abrirlos, la señorita se encuentre de mejor humor.

lunes, 2 de abril de 2012

Buenas ideas mal vendidas


Se cumple el centenar de días en el gobierno de Rajoy, y creo que la sucinta frase del titular resume a la perfección la esencia de este comienzo de mandato.
Con toda sinceridad, un servidor duda que la reforma laboral pueda servir algún día para combatir el desempleo, ni siquiera a medio plazo, si bien daba la impresión de que se trataba de un imperativo de los mercados y de nuestros socios (léase jefes) europeos, Merkel y Sarkozy, al que hubiera resultado difícil sustraerse.
En cuanto al resto, opino que, en estos pocos días, el ejecutivo ha planteado una serie de medidas atrevidas e imaginativas, adecuadas para los tiempos que corren, como la dación en pago, la gestión de la morosidad local o la amnistía fiscal aprobada por el último consejo de ministros, si bien no ha sabido exponerlas de un modo adecuado a la opinión pública, a imagen y semejanza de la propia esencia de este gobierno, un grupo de gestores experimentados y eficientes, si bien desprovistos por completo de glamour, incluso de capacidad de despertar empatía, algunos encarnando el perfecto paradigma de su antítesis, como es el caso de Montoro.
Restaría, para completar esta panoplia de medidas anticrisis, hacer aflorar el dinero negro refugiado en billetes de 500€, los cada vez más míticos Bin Laden, quitándolos de la circulación y, si fuera preciso, remplazándolos por un modelo diferente, si bien esa es una decisión que debe ser adoptada por el conjunto de los países englobados en la moneda única.

viernes, 30 de marzo de 2012

El fútbol no es sexo telefónico



Algunos incluso opinarán que es mejor que el sexo, o quizá lo único que hace vibrar al personal masculino cuando lo otro se ha convertido en una rutina cada vez más infrecuente, y ver correr a veinte tipos tras una pelota queda como el único placer que uno puede permitirse varias veces a la semana (¿hay algún día que no den fútbol por televisión?).
Se quejan los alemanes, en perfecto español, del precio exorbitante de las entradas, y no les falta razón, pues por el importe de una sola se puede asistir a unas cuantas funciones de teatro, paradoja a todas luces inexplicable, mucho más en los tiempos que corren, y que invita a preguntarse por qué la crisis parece no hacer mella en este deporte, a pesar de los más de 750 millones de euros que los clubes adeudan a hacienda.
No importa no llegar a fin de mes o no poder pagar el gas, pero el fútbol ni me lo toquen, oigan (lo afirma uno de los pocos extraterrestres a los que el fútbol les resulta intolerablemente aburrido).

lunes, 26 de marzo de 2012

The walking dead


Se antojaba imposible que Griñan, perfecto paradigma de cadáver político, no sólo sin constantes vitales, sino pútrido y descompuesto de eres e invercarias, de chóferes mamporreros y aludes de coca, pudiera salir en pie de estos comicios, pero así ha sido. No en vano, resucitó a Felipe Gonzalez, trasunto del cadáver del Cid amarrado a su caballo, como última y desesperada tentativa.
Esta victoria contra natura y desconcierto de sociólogos prueba que, al menos en el sur de España, resulta más difícil de lo normal establecer una alternancia en el poder, y el PSOE andaluz, versión local del PRI, escándalos incluidos, se ha enquistado en el poder como esas lapas que se aferran al casco de los barcos de tal modo que resulta imposible arrancarlas sin destrozar el maderamen.
 También, que votar al PSOE se ha convertido en una suerte de vicio inconfesable, de ahí que ninguna encuesta se aproximase a la verdad.

viernes, 23 de marzo de 2012

La ley de la jungla


Con sorprendente indolencia, estamos asistiendo a una constante e imparable subida de los precios del carburante, casi un 50% en los dos últimos años, sin que este hecho despierte la alarma y la agitación social que cabría esperar.
Son muchas las causas que se esgrimen, desde el aumento de demanda de los países emergentes hasta el teórico y más que debatible Pico de Hubbert, si bien, al igual que ocurrió con los cereales hace unos años, el tiempo probará que la causa primordial es la especulación en el mercado de futuros.
Resulta a todas luces aberrante que, con una pequeña inversión, pueda controlarse el precio de un producto esencial, causando que vaya a parar una porción muy superior del importe final del barril a los beneficios de la especulación que a los gastos de producción.
Vivimos épocas convulsas, y, al igual que en el caso del mercado de deuda, los grupos de inversión, con el único objetivo en mente de su cuenta de resultados, no pestañean si su inmoral mercadeo aboca a la ruina a países enteros y a la tragedia a millones de vidas.
Los gobiernos deben buscar con urgencia la forma de poner coto a esta especulación, o prepararnos para retornar a la autarquía y el trueque.

martes, 20 de marzo de 2012

Extorsión institucional


De nuevo, Cristina Fernández de Kirchner vuelve a la carga en su cruzada personal contra REPSOL, esta vez empleando como testaferros a los distintos gobernadores provinciales adscritos a su partido. No oculta la mangataria austral sus deseos de hincarle el diente a YPF, la filial local de REPSOL, demostrando unos modos más propios de un pezzonovante de la cosa nostra que de un gobierno que pretende ser respetado y tenido en cuenta por el resto del mundo.
La presidenta argentina está haciendo un flaco favor a su país cultivando con tanto afán la inseguridad jurídica, de modo que invertir en él cada vez se asemeja más a jugar a una ruleta rusa trucada en la que todos los disparos se efectúan sobre la misma sien.
La empresa española ya ha anunciado que emprenderá medidas legales en contra de estas suspensiones arbitrarias de sus licencias. Lo que resta por comprobar es si nuestro gobierno va actuar con decisión y firmeza en este caso o va a perpetuar la tradición de paños calientes instaurada por el anterior ejecutivo.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Hipocresía deletérea


Nos hemos acostumbrado a contemplar en las noticias las masacres a  la población civil siria, y a hacerlo con esa indolente desidia que otorga la rutina.
Resulta vergonzoso el doble rasero que han aplicado las democracias occidentales al caso libio y al sirio. No cabe ninguna duda de Bassar Al-Assad no es más respetuoso con los derechos humanos que Gadafi, y aunque la producción Siria de crudo y gas no es como la de otros países de la zona, también cuenta con sus reservas.
Entonces, ¿qué explica esta diferencia? Algo tan anacrónico como que el régimen sirio sea uno de los últimos procomunistas de los que quedan en el mundo, razón por que la todavía poderosa Rusia y la cada vez más omnipotente China le apoyan, como han demostrado en el último consejo de seguridad de la ONU.
Estados unidos y Europa miran hacia otro lado y lavan su imagen con unas tibias sanciones económicas con las que fingen ser ajenas al oprobio; no tardando mucho, cambiaremos de cadena, aburridos, cuando den las imágenes de nuevas matanzas en Ohms.

lunes, 12 de marzo de 2012

Huelga cosmética



Tenían ganas de echarse a la calle los sindicatos. Se han pasado dos legislaturas mordiéndose la lengua y reprimiendo los instintos atávicos, por lo que no es de extrañar que no puedan aguantar más y saquen a airear las pancartas a la menor ocasión, aunque la fecha coincida con el aniversario del hecho más infame de nuestra historia reciente.
No deja de tener gracia que se convoque una huelga por causa de un proyecto de ley que aún no ha comenzado su tramitación en el congreso, por lo que nos enfrentamos a una convocatoria de huelga preventiva, quizá una exhibición de fuerza o una mera pataleta.
Al ejecutivo de Rajoy no le preocupa en exceso. Como confesó en uno de sus lapsus europeos, ya tenía descontada la huelga en su balance de previsiones, y, si ha de recibir una huelga general, quizá ahora, cuando su cota de poder toca el zenit y apenas ha sufrido desgaste, sea el mejor momento de encajarla.
Si fueran honestos, los sindicatos deberían reconocer que no albergan esperanza alguna sobre el hecho de que la huelga pueda servir para cambiar un ápice el proyecto de ley, ni siquiera la actitud general del gobierno. Cabe entonces preguntarse por qué se convoca y supongo que no faltará quien sospeche, no sin cierta malicia, que quizá los sindicatos no estén tanto protestando por la reforma laboral como enseñando los dientes en respuesta a un previsible recorte de sus prebendas y subvenciones.
No es de extrañar, por tanto, que muchos se cuestionen si merece la pena perder un día de salario por esta suerte de cántico al sol o maniobra subterránea al amparo de arcanos intereses.