El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

miércoles, 9 de julio de 2008

El gobierno de los gestos.

Si algo caracteriza a este gobierno, “talantudo” y zapaterista, es su profusión de guiños a cuanto colectivo se le pone a tiro ante la más mínima sospecha de que con ello se pueda arañar un voto. Por eso no es de extrañar que el resultado de su congreso haya sido un puñado de gestos dirigidos a las mujeres y a los emigrantes (parafraseando el anuncio de un conocido refresco: a los gays y las lesbianas, a los sin papeles y a los desempleados, a los jóvenes e iletrados…)

Lo malo es que, con esta profusión de gestos, apenas les sobra tiempo y energía para nada más. Tanto gesto, tanto guiño, tanta alharaca, aspaviento y cucamona, vacíos por completo de contenido alguno hasta el punto de convertirlos en “tics”, ¿no les trae algo a la cabeza?

A mí sí: un tonto de baba

6 comentarios:

Mery dijo...

¿Gobierno?
¿Qué gobierno?

Juan Antonio, el.profe dijo...

Cortinas de humo. Peligrosas cortinas de humo. Nada nuevo, por otra parte. Qué hartazgo...

Pablo Silvoni dijo...

Hola Juan Carlos,

Luego de un tiempo vuelvo a visitarte. Te veo mas activo que nunca y esto me alegra ya que estás vivo.

Las noticias que te traes me desagradan y me parecen un mal de este tiempo ya que creo ocurre en casi todo el mundo. En mi país nuestro gobierno no solo se ha atraído a esta clase de personas sino que les ha abierto una oficina antidiscriminación (www.inadi.gov.ar).

Espero mas de tu literatura, ya que la política nos debe convocar en algunos ámbitos mas constructivos me parece.

Te mando un abrazo,

Pablo.

Sombras Chinescas dijo...

Tras otra semana más de viaje, me reincorporo a la rutina.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Javier Pérez dijo...

Olvidaste a los chimpncés y las orangutanas. recuerda la ley esa de defensa del simio que tanto trataron.

Al tiempo que pedían aumentos de plazos en el aborto y permido para la eutanasia.

Joer.

Sombras Chinescas dijo...

¡Pobres simios! ¿Qué te habran hecho?

Saludos.