El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

miércoles, 21 de julio de 2010

La soledad del gobernante de fondo.

No quieren a ZP en Rodiezmo. Posiblemente, él tampoco deseara ir, y le presentan la ocasión en bandeja. A decir verdad, da la impresión de que no le complaciese mostrarse en público, al menos entre multitudes, como lo prueba lo que menudean sus apariciones. Y este hecho no sólo obedece al temor a ser abucheado, ni a que se sienta dolido por haber perdido el amor del pueblo, sino porque sufre el síndrome que la Moncloa, que ya padecieran en su día González y Aznar tras ser reelegidos, una dolencia que se manifiesta en el distanciamiento entre el gobernante y su pueblo, al que contempla como una grey de la que el pastor se ocupa, pero con la que no se mezcla.

7 comentarios:

Las hojas del roble dijo...

Anda que no...

mujer prevenida vale por dos dijo...

Síndrome de la Moncloa; Es un trastorno que afecta a la memoria, a la capacidad de razonamiento y que agudiza rasgos como el narcisismo y el daltonismo habiéndose detectado en algunos casos obsesiones como ver "brotes verdes"
Tratamiento; tomar cada día 15 vasos de agua del grifo entre una familia en la que viva con 1 parado; un trabajador de la construcción; 1 funcionario 2 hijos y los ingresos totales no superen los 1500 euros.
Duración; indefinida.

Jesús Garrido dijo...

No me gusta cuando la izquierda se olvida del pueblo al convertirse en alto standing.

Er Tato dijo...

Bueno, Juan carlos, a mí siempre me ha dado repelús ver a los presidentes -a todos-, en los mítines de sus partidos mientras siguen ejerciendo de tales. No sé, me parece feo. Así que, lo de Rodiezmo, también me dió siempre repelús. Claro, que ahora no va por otras razones.

Saludos

Sombras Chinescas dijo...

Julio:
En esas andamos.

Cauta y valiosa mujer:
No está nada mal el remedio que propones, que prescribiría a más de uno.

Casi pariente:
Hace tiempo que la izquierda y la derecha perdieron sus ideologías y ahora se limitan a ser dos marcas diferentes que compiten por los votos.

Tato:
A mi no me parece mal que los políticos ejerzan de tales.

Saludos a todos.

Javier Pérez dijo...

¿Irías tú a donde se reúnen los que te ponen a parir?

Yo no...

:-)

Sombras Chinescas dijo...

Es que me temo que, con esas premisas, no le quedan muchos sitios a donde ir, salvo donde se reúnan en en petit comité sus paniaguados.

Saludos.