El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

martes, 31 de agosto de 2010

Lapsus linguae

Es cierto que nadie en su sano juicio confundiría al régimen marroquí con un gobierno democrático, y que los bienintencionados y apaleados canarios demostraron poseer más candor que buenas intenciones, si bien la declaración de ZP (anacoluto previo incluido) con la que afirma que la prioridad de su gobierno es mantener buenas relaciones con Marruecos, en lugar de velar por el bienestar de los ciudadanos que le eligieron, es una demostración más de la falta absoluta de tacto y de sentido de estado de este remedo de gobernante que nos ha correspondido sufrir.

Afirma el proverbio, que debiera convertirse en máxima para todo político, que se debe pensar lo que se dice, no decir lo que se piensa, pero a ZP esta contumacia del país vecino, que incomprensiblemente no se rinde a su talante, lo ha sorprendido con el paso cambiado, y ha respondido lo que en realidad piensa.

No hace mucho, postulé que poseíamos el gobierno que merecíamos, pero comienzo a temerme que, incluso para nosotros, este sea demasiado.

6 comentarios:

Aurora Pimentel dijo...

Lo del "amable vecino de enfrente" que decía aquella campaña publicitaria es para nota.

Y no es por añadir leña al fuego, pero ¿qué me dices de la tradicional amistad de nuestro rey con el rey de Marruecos y que, en plan generoso y como somos amiguetes, algunas cosas "se arreglen" o minimicen o tapen llamando nuestro amado rey Juan Carlos a su amiguito, colega o lo que le considere? Cada vez que sacan los medios este tema de que el rey solucionó una fricción de este modo se me llevan los demonios... Anda que vaya panda...

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Hombre Juan Carlos, ya era hora que aparecieras.
Lo de este tío o tiene nombre, es n impresentable de muchos kilates.
Un abrazo

jordim dijo...

La publicidad es cosa del diablo..

Sombras Chinescas dijo...

Aurora:
Es cierto que da un poco de grima ver a nuestro jefe de estado abrazándose con un dictador, aunque supongo que la política es algo así.

Rafa:
También un servidor se toma vacaciones.

Jordim:
No acabo de hilar tu comentario, pero es cierto que la publicidad parece obra del mismo satán.

Saludos a todos.

Lisset Vázquez Meizoso dijo...

Es un impresentable. Lo de presidente por accidente, es real como la vida misma y triste. Le vino del cielo cumplir promesas que sabía no tendría que cumplir, no ha tenido un trabajo en su vida que no sea ser político así que no sabe lo que es currar duro para llegar a fin de mes. Este caballero, por no llamarle payaso tiene un rostro que en sí mismo ya me provoca pesadillas y cuando abre la boca, las confirma todas y las trae al mundo real...

Sombras Chinescas dijo...

Tampoco hay que exagerar, Lisset: estuvo unos meses de profesor en la universidad de León e incluso prologó un libro de Borges (Ficciones).

Saludos.