El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

martes, 27 de octubre de 2015

El 3% no es el problema


Apenas es un síntoma, como cuando uno va al médico con fiebre y lo que padece es una grave infección. El 3% no es el problema, aunque sea un serio problema, pero el verdadero y auténtico problema es la podredumbre interna que evidencia esta fiebre en forma de comisión ilegal.
Porque, cuando alguien paga una comisión irregular, no sólo espera los derechos que le corresponderían a cualquier proveedor, básicamente el cobro de sus servicios en plazo y forma, sino que confía y exige recibir privilegios tan irregulares e inconfesables como los pagos que los hicieron acreedores.

Y no sólo es eso, sino que una sociedad en la que el pago de chantajes y compra de voluntades se ha convertido en la norma mercantil habitual evidencia una decadencia ética y moral, incluso estética,y todo lo anterior apenas constituye la punta del iceberg.