El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

lunes, 25 de febrero de 2008

Una campaña para tontos

Por duro que pueda parecer este aserto, eso no le resta un ápice de veracidad. El ciudadano medianamente inteligente no se deja convencer, y mucho menos se aviene a cambiar el color del voto, por un simple discurso. Los políticos, como los publicistas, conocen perfectamente su “target”, esto es, la franja de población susceptible de ser influenciada, y a ellos orientan su campaña, y es por esto que las citadas de dirijen más a las tripas y a los bajos instintos de los votantes que a su cabeza.

Si estoy equivocado, esta noche veremos un debate entre grandes estadistas que expondrán, brillantemente y al detalle, sus programas; si estoy en lo cierto, el PSOE resucitará a los muertos de Irak y el PP a los de ETA.

Se admiten apuestas.

3 comentarios:

Juan Antonio, el.profe dijo...

Mi apuesta es la misma que la tuya. Asistiremos, de nuevo, a dos monólogos alternos. Y, me temo, la idea más repetida será aquella tan "racional" de "y tú más".

Julio dijo...

Juan Carlos:
Entre tú y yo dejaremos parados a todos los Rapeles, Octavios, Lolas y otros adivinos del Reino. Acertaste de pleno con tus augurios sobre el debate.

Sombras Chinescas dijo...

Julio:

La lástima es que no haga gala de la misma habilidad con la primitiva.

Saludos.