El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

viernes, 18 de abril de 2008

Todos seremos iguales

Aunque unos lo sean más que otros, permitan que cite a Orwell. Se han cargado el ministerio de agricultura y, en su lugar, han creado este sofista ministerio de la igualdad.

De aquí a medio año, el filete de añojo será tan exótico como las angulas de Aguinaga, pues se están sacrificando cuando nacen a todos los terneros, debido a que el precio de mercado a las dos semanas de vida es bastante inferior al de la leche que se beben en estos quince días. El precio de los cereales (con los que se ceba al ganado) está por las nubes a causa de que a nuestro genial gobierno se le ha ocurrido apostar por los biocombustibles (sin preveer nada ni pensar en las consecuencias), y el del petróleo, que redunda en el de combustibles y fertilizantes, todos sabemos cómo está.

Aun así, es mejor ignorar todo esto y, cargándonos el ministerio, echamos una capa de tierra sobre el problema, rezando para que el muerto permanezca en su sitio al menos otros cuatro años. Y al transvase del Ebro se le llamará traslación espaciotemporal de óxido de hidrógeno en estado líquido, o cualquier otra majadería, como si eso no supusiera llevar agua de un sitio a otro. Y creamos un ministerio, desprovisto de contenido real, en torno a una bonita palabra. Puestos a ello, podrían haber creado también el ministerio del talante. Ya que este presidente se ha empeñado en gobernar a base de linguística, a ver si alguien le explica que talante, en sí, no es nada; otra cosa es que se diga talante moderado, talante autoritario, etc.

6 comentarios:

Rafael Lucena dijo...

Hola, Juan Carlos. Conecto tu escrito de hoy con el rosario que me he encontrado en el certamen a cuento de tus comentarios críticos. Quillo, vaya tela cómo está el patio. La ventaja de Zapatero es que ni tiene ni va a tener oposición. La tuya, que quien no te entiende o no quiere entenderte lo hace así para que no entorpezcas sus intereses. Ánimo, salud (sobre todo) y suerte.

Javier Pérez dijo...

Lo jodio no es que lo haga, sino que le funciona.

y eso no lo califica a él, sino que nos describe a nosotros.

Y bien descritos, vaya...

Pablo Silvoni dijo...

Ánimo Juan Carlos!

Estoy contigo desde las lejanas pampas de Argentina.

Es que los sofistas son una secta mundial! No te amargues, es una lucha a muerte que hemos de darle!

Recuerdas el comic de "Batman y Robin"? Pues necesitamos deshacernos de los villanos de Ciudad Gótica!

Creo que un conocido español del siglo XVII dijo que la burocracia es la madre de los huevos de la serpiente.

Aquí funciona de maravillas y nos va mal a todos, menos a nuestros queridos gobernantes. Tal es así que algunos diarios extranjeros(los pocos que se ocupan de nuestro país) llaman a nuestra presidenta "la Reina Cristina".

En fín Juan Carlos, espero que tu gente recapacite de este "mal sueño" que les toca vivir y le den una paliza en las próximas legislativas a estos charlatanes.

Aquí esperamos algo igual.

Un abrazo y que Dios te bendiga.

Ah, tienes un premio que te he dejado en mi blog. Pasa a retirarlo cuando quieras.

Sombras Chinescas dijo...

Rafael:

Entre literatos se suelen repartir "puñalás" traperas como si se tratase de caramelos a la salida de un bautizo, por lo que uno, a pesar de ser prácticamente nuevo, ya tiene callo.

Javier:
No te falta razón, pues nos tratan como tontos y nos aguantamos (lo cual sirve como demostración y corolario)

Pablo:

Muchas gracias, en cuanto que pueda me paso.

Saludos a todos.

Mery dijo...

Lo del Ministerio del Talante es punto redondo. Espero que Zapatero no lea tu blog, aunque le vendría muy bien para otras cosas, no sea que le guste la idea y no entienda tu sarcasmo.
¡Qué hartura de palabrerío vano!

Sombras Chinescas dijo...

No estaría de más que me leyese, sería una bonita exhibición de "talante".