El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

miércoles, 23 de abril de 2008

Vivienda a cambio de sexo

Esta mañana lo escuché en la radio, y no hay más que rezarle un poco a San Google para comprobar que diversos portales están plagados de anuncios en este sentido.

¡Menos mal que Solbes empieza a recortar sus previsiones, pues la economía va tan mal que hasta el sexo se paga en especie! La idiosincrasia española hace que, aunque no tengamos qué llevarnos a la boca, siempre hallemos algo para vicios, y si estos se empiezan a adquirir mediante trueque, es que la cosa es preocupante de veras.

4 comentarios:

Octavio dijo...

Son tantas las cosas que en esta vida se hacen a cambio de sexo...

Sombras Chinescas dijo...

Octavio:

Lo raro no es que se pague el sexo, sino con qué.

saludos.

Javier Pérez dijo...

¿Sería más digno un anillo?

:-))))

Sombras Chinescas dijo...

¿Pero no se decía que (...) menos que un casado?

¿En qué quedamos?