El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

viernes, 12 de diciembre de 2008

Violencia griega

El nombre parece perfectamente adecuado, ya que los autores de la misma no albergan otro propósito que “dar por culo”.

En todos los sitios existen descerebrados violentos: a algunos, les da por apalear a los hinchas del equipo contrario, a otros, por quemar autobuses en nombre de la autodeterminación. En este caso, tratan de disfrazar bajo tintes pseudopolíticos (antisistema, les da por llamar a este subterfugio) lo que no es más que violencia ciega e irracional.

En ningún caso, el estado de derecho puede permitir que los comerciantes y vecinos del centro de Barcelona y Madrid vuelvan a ser rehenes de estos rebaños de mozalbetes sin desasnar, para lo cual se precisa de una acción policial contundente y, sobre todo, de una dureza judicial ejemplarizante.

2 comentarios:

Octavio dijo...

Amén

Mery dijo...

La semana pasada precisamente me pilló en la Puerta del Sol los actos vandálicos de esta gentucilla deshilvanada.

Como dice Octavio: amén.