El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

miércoles, 14 de enero de 2009

No hay buenos

Partiendo de que no se libran con aguzados sonetos ni ingeniosos epigramas, sino con armas que cercenan miembros y siegan vidas, ningún bando de un conflicto armado puede ser bueno.

Por supuesto, la ética, incluso la moral, puede asistir más a una facción que otra, pero las guerras se hacen con el propósito de matar, y los soldados no van al frente a repartir besos y abrazos. Los únicos buenos son las víctimas civiles, y a ellos ya les da lo mismo.

2 comentarios:

Julio dijo...

Desgraciadamente, muchas de esas vístimas civiles son niños, una desgracia sin duda, Juan Carlos.

Sombras Chinescas dijo...

Algo de veras lamentable.
Gracias por visitarme.

Un saludo.