El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

viernes, 4 de diciembre de 2009

Zapaterada

Dícese del acto consistente en alumbrar una idea peregrina, obligar al ministro del gremio a lanzar el globo sonda y, cuando la opinión pública se avalanza sobre el interfecto como una jauría de podencos enrabietados, negar la mayor y dejar al damnificado de turno con el culo al aire y una cara de tonto como para tirarle una foto.

Ayer mismo tuvimos ocasión de contemplar dos perfectos ejemplos con la ley de la patada en el router y la retirada de crucifijos de las aulas.

2 comentarios:

Er Tato dijo...

Se imagina uno la escena, Juan Carlos. Zapatero vestido como el gato con botas, con la escopeta encarada gritando ¡plato!, y un ministro volando por el aire.

Un abrazo

Sombras Chinescas dijo...

ZP no precisa de escopeta: al igual que Mel Gibson, él mismo es un arma letal.