El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

viernes, 22 de enero de 2010

Decálogo por entregas (V)

Mejor un final inevitable que uno impredecible, pero ante todo huye de pretender sorprender al lector por el único y torticero medio de haberle ocultado previamente información.

2 comentarios:

Máster en Nubes dijo...

Joé, efectivamente, si es el único medio... pero si los has hecho con otros ... creo que puede funcionar.

Que conste que tomo este decálogo como muy interesante ... pero, con todos mis respetos -y como has dicho al final-, creo que hay que hacer lo que a uno le sale del pie, le dice el instinto o el estómago, no sé... cómo decir esto. O sea que bien, pero precisamente porque bien... nada de a pies juntillas.

Gracias de nuevo.

Sombras Chinescas dijo...

Este decálogo, como todos, es subjetivo, como lo es el objeto sobre el que versa.

Saludos.