El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

lunes, 8 de marzo de 2010

La minucia elevada a acontecimiento

Todas las televisiones reproducen las imágenes de tres chorizos siendo reducidos por los empleados y clientes de una gran superficie cuando pretendían robar unos ordenadores. De veras proporciona materia para pensar la circunstancia de que un hecho así merezca ser convertido en noticia de impacto, pues denota hasta qué punto ha llegado nuestra desafección por los asuntos que no nos influyen de forma personal y directa, y que alguien intervenga para impedir algo que sencillamente está mal merezca ser considerado un acontecimiento extraordinario.

10 comentarios:

Máster en Nubes dijo...

Qué razón tienes. Pero es igual en todas partes, en el metro pasa de continuo. Por eso necesitamos tanta policía en todas partes que no deja de ser una aberración. Recuerdo una discusión en una universidad privada donde estuve: querían meter seguridad en el "patio" (era el CEU), yo me negaba. Con la autoridad que deberíamos tener los profesores y el ambiente que tendríamos que poder crear ... debiera de bastar. Me niego, salvo fuerza mayor, a que entre ni la policia ni la seguridad en el ámbito universitario. Pero... ¡que te estoy contando con lo que pasó en Barcelona el viernes! Lo dicho, mucho cafre suelto... y otros que se callan por miedo... Así que lo insólito es el valor y la simple autoridad de un decano... y de la comunidad univesitaria...

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Así nos luce el pelo.
Saludos

Sombras Chinescas dijo...

En efecto, los limitamos a pretender que papá estado, por mucho que le deonstemos, nos resuelva todo.

Y así nos luce...

Saludos a todos.

mi nombre es alma dijo...

Pero al menos, haberlos haylos.

Saludos

Gracias por pasar por mi casa y como regalo de bienvenida un poema de Carloz Marzal en mi voz, pincha en pluscuamperfecto de futuro

Las hojas del roble dijo...

Es de pena, Juan Carlos: estoy contigo

Casilda dijo...

Es una tecnica como otra cualquiera y nada improvisada, la noticia-entretenimiento que mantiene la audiencia y suaviza el ambiente.
¿y lo contentods que estaran los empleados de la tienda , los vecinos, los hermanos primos etc por que la heroicidad haya salido en las noticias ?
No creas que es tan minucia..
Saludos

dany dijo...

Eso por no hablar de cuando los telediarios anuncian que tal o cual artista ha sacado nuevo disco o que el cocinero moderno de turno ha inventado un nuevo plato con sulfato hidroúrico de estamina. (O Cosas más raras).
Los telediarios son el runrún que nos acompaña en el desayuno, en el almuerzo o en la cena.
Un saludo.

Sombras Chinescas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sombras Chinescas dijo...

Gracias por el poema, y sean bienvenidos los nuevos visitantes.

Saludos a todos.

Mery dijo...

Amén, amén.

Un abrazo