El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

jueves, 10 de febrero de 2011

El que (me) la hace (me) la paga

En sus comienzos al frente de la FSM, un servidor no sabía muy bien qué pensar de Tomás Gómez, un tipo de apariencia gris, mirada torva y modales un tanto hoscos para quien aspira a ganarse el voto moderado. Para sorpresa general, le ha bastado el triunfo pírrico de las primarias para sacar la vena stalinista y purgar sin reparos (y sin medida) a todos los que apoyaron a la candidata megaguay.
Partiendo de que Gómez y Lissavetzky tienen pocas opciones en sus respectivas candidaturas, el espectáculo lamentable y cainita que estan ofreciendo les va a favorecer poco en sus campañas, y, si el que suceda a ZP es un poco inteligente, hará bien en purgar a ambos a modo de escarmiento ejemplar.

3 comentarios:

Rafael Lucena Soto dijo...

¿Das por hecho que no será el mismísimo ZP? ¡Mecachis! ¡Lo que nos íbamos a reír!

J. G. dijo...

una triste historia repetida en otros contextos y otros partidos, y no será la última.

Sombras Chinescas dijo...

Rafa:
Si se presentara, después del revuelo que está armando con la sucesión, sería la monda.

Jesús:
Todo sea por el cargo.

Saludos a todos.