El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

lunes, 28 de marzo de 2011

Gracias, gracias, gracias...

A todos los asistentes a la presentación del viernes.

Lo cierto es que no esperaba tan distinguida y selecta concurrencia, pero sobre todo no esperaba tanta.

Aparte de los amigos y familiares con los que contaba y otros que no, disfruté de algunas sorpresas que no habría sospechado en modo alguno, como la de mi sobrino Pedro, que vino desde Mallorca, o la de Aurora Pimentel, doctorada en cirros y cumulonimbos.
Mi mas sincero agradecimiento a todos: os debo una.

5 comentarios:

Martha Cecilia Cedeño Pérez dijo...

¡Enhorabuena por esa presentación, Juan Carlos! Estupendo que te hayas sentido acompañado por la gente que te quiere y te admira. Seguro que te lo mereces.
Espero poder tener, algún día, ese libro.
Un abrazo,
Martha

Aurora Pimentel Igea dijo...

Creo que ya te lo dije antes, encantada. Pero lo más importante (casi, quiero decir más bien ADEMÁS de lo agradable del evento): el libro tiene cuentos muy buenos. Da gusto ver a gente que escribe tan estupendamente. Creo que voy a leer alguno en la residencia, fíjate lo que te digo...

J. G. dijo...

Por motivos evidentes no estuve.

Pero coparto esa alegría que leo en el post.

DANIEL dijo...

Me sumo a la alegría del amigo Juan Carlos y a la de todos los que tuvisteis la oportunidad de estar allí.
Saludos.
Un abrazo.

Sombras Chinescas dijo...

Martha:
Sopongo que debe haber alguna forma de consegirlo, pero ignoro cuál.

Aurora:
Que no se note demasiado el jamón que te envié.

Jesús:
Entiendo que quedaba a trasmano, otra vez será.

Dany:
Gracias sinceras.

Abrazos.