El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

sábado, 24 de septiembre de 2011

A la tercera fue la vencida


Dicen las malas lenguas que el jurado del Martín Gaite ha tenido la osadía de premiar la obra “Tres objetos inútiles y un vacío difícil de llenar”, firmada por un escritor diletante, autodidacta y guerrillero que responde al mismo nombre que quien mantiene este blog. Se supone que en breve, podrá leerse en la biblioteca del certamen.


Aunque Mario Jurisch afirmase que “un escritor es alguien con un gran talento para tolerar el rechazo”, y vive Dios que es cierto, de tanto en tanto, su ego necesita alimentarse con alguna pequeña vanidad para sobrevivir a tanto desastre.

En cuanto a la obra premiada, es un cuento en el que siempre creí, pero que ha pasado por una veintena de premios sin pena ni gloria. Hace unos años (no muchos), la hubiera desterrado a un recoveco del disco duro, pero gracias al consejo y el ejemplo de mi amiga, la Vieja Maestra, Teresa Núñez, he persistido, contumaz, hasta que no han tenido otro remedio que premiarle.

Da la casualidad de que recibo el premio en un momento en el que apenas concurso, enfrascado en la lectura de miles de páginas de documentación para una nueva novela. También, que llega al final de un día particularmente duro por motivos personales, cuando comenzaba a clarear un tanto la tormenta.


Tal como es costumbre en esta casa, también puede leerse aquí.


14 comentarios:

J. G. dijo...

No sabes lo que me alegro, felicidades. Objetivo, buscar un ejemplar de la obra premiada.

Aurora Pimentel Igea dijo...

¡Qué alegría, JC! ¡Felicidades! Menuda noticia buena esta mañana, me alegro muchísimo del premio. Enhorabuena de todo corazón y un fuertísimo abrazo.

mujer prevenida vale por dos dijo...

Felicidades; Enhorabuena, las buenas noticias llegan cuando menos las esperan pero a veces cuando más falta hacen...
Un abrazo

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Magnífica noticia Juan Carlos.
Muchísimas felicidades, el que la sigue la consigue y no hay nada más fuerte que el creer firmemente en el propio trabajo, sobre todo, cuando se sabe que está bien realizado.
Un abrazo.

Er Tato dijo...

Trasládale mi más sincera enhorabuena a ese escritor diletante, autodidacta y guerrillero que responde a tu mismo nombre, Juan carlos. ;-)

Y avísanos en cuanto el cuento esté presentable y presentado para ser leído.

Un abrazo

Sombras Chinescas dijo...

Mi más sincero agradecimiento a todos mis buenos amigos virtuales por vuestras palabras y aliento.

para el que quiera leerlo, el cuento está ya colgado en la biblioteca del certamen.

Saludos y gracias de nuevo.

Primer Concurso el Mirador del Norte dijo...

Enhorabuena por el premio. Un abrazo Javi y Pepe.

Sombras Chinescas dijo...

Muchas gracias a los dos. Ya lo mojaremos.

Un abrazo.

J. G. dijo...

veo que está publicado ya, copio, pego, envío y leeré. Felicidades

Aurora Pimentel Igea dijo...

El cuento es espléndido, lo estás viendo, JC, el John Deere y el resto, los familiares, el notario. En fin, muy bueno, me ha dado un pellizquito al corazón.

Martha Cecilia Cedeño Pérez dijo...

¡Estupendo, Juan Carlos! Me alegra muchísimo por ti y porque lo que cuentas también es un aliciente para quienes estamos en este, a veces, tortuoso y penumbroso, camino de las letras. ¡Enhorabuena! un abrazo afectuoso

Sombras Chinescas dijo...

Jesús:

Ya ves que ha salido barato el volumen.

Aurora:
Celebro que te gustara. No es autobiografía, pero es un cuento sincero, y creo que se nota.

Martha:
Gracias por tus palabras.

saludos a todos.

Olga Bernad dijo...

¡Enhorabuena! Hay que alegrarse por estas cosas, claro que sí. Y que la alegría nos dure y nos sirva para otros momentos menos dulces.
Un fuerte abrazo.

Sombras Chinescas dijo...

Muchas gracias, Olga.

Saludos.