El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

lunes, 29 de septiembre de 2008

Que paguen los de siempre

A lo largo de los últimos años, nos hemos acostumbrado a que, una y otra vez, las cifras de resultados de las entidades financieras arrojasen cifras record. Ahora, cuando se descubre que lo que creíamos recias fortalezas no eran más que castillos de naipes, parece ser que le va a tocar pagar la cuenta de la juerga al de siempre, al sufrido contribuyente. En EEUU, van a salir a razón de 4.000$ por barba, y enEuropa ya se empiezan a rumorear intervenciones similares.

No voy a entrar a discutir si esto es necesario o no, pues no soy un experto y además me consta que el derrumbamiento del sistema bancario sería lo peor que le podría pasar a nuestro modelo económico, pero no deja de ser una injusticia clamorosa que cuatro se hayan enriquecido inmoralmente y al pobre ciudadano con un sueldo –el que de verdad sustenta al fisco– le toque siempre perder.

6 comentarios:

María Jesús dijo...

Pues a sí es, Juan Carlos! Siempre le toca pagar a los mismos.

Lo que tenia que hacer el gobierno(Español) es ser más humilde y, empezar por recortar un poco sus sueldos y el de la monarquia.

¡Que ya está bien de andar con problemas para llegar a fin de mes, mientras que ellos viven con toda clase lujos!

De que sirve que salgan diciendo que hacen todo lo que pueden, no creo que sepan por lo que tienen que pasar los ciudadanos de clase obrera, ni tampoco los de clase media baja (Que comienzan a dejar de existir para bajarse a la obrera). Si lo supieran se avergonzarian de cobrar tanto y vivir de la forma en que lo hacen.

Solo nos faltaba que nos quitasen más dinero, pero como siempre ya sabes eso de:

"Tu que no puedes llévame a cuestas"

Un beso

A pajera abierta dijo...

Si tuviéramos que enumerar la de tonterías que sustentamos los contribuyentes, especialmente los asalariados, se nos haría de madrugada. Somos el soporte de la economía, y por eso (bueno, tampoco es que sea por eso...)nos dan el derecho a elegir a nuestros administradores. El problema es que muchos confunden el trabajo de administrador con el de ideólogo, y el que diga cosas más bonitas (o populistas) se lleva la administración del 25% de nuestro salario.

La medida de EEUU está por ver lo que conlleva, pero es sin duda una acción desesperada por recuperar la confianza de los inversores, porque a ver quién tiene narices de invertir un céntimo en "activos USA", que sólo con nombrarlo ya me da miedo...

Er Tato dijo...

La compra de activos tóxicos a un valor muy superior al de su valor real -por eso lo de tóxicos-, pagando el contribuyente la diferencia es la solución fácil y la peor. Además de que es pan para hoy y hambre para mañana -se sostiene artificialmente el valor de esos activos-, se obvia el efecto del riesgo moral.

Esa es la mala noticia. Pero hay una buena, y es que existe otra alternativa, aunque me temo que nadie la adoptará: atacar el problema por el lado del pasivo de los balances de esas compañías y que el Estado asuma ayudas a aquellas personas cuyas rentas hayan disminuido hasta niveles en los que tendría, como en cualquier otro caso, derecho a ayudas estatales.

De esa forma las compañías valdrán lo que realmente valen, quienes compraron sus acciones o invirtieron en esos fondos de alta rentabilidad tendrán pérdidas proporcionales a esa disminución de valor y se lo pensarán dos veces la próxima vez. Tampoco estaría mal una buena demanda a los ejecutivos para que se queden en la ruina.

Saludos

Sombras Chinescas dijo...

No soy un liberal furibundo y pienso que los estado deben hacer algo, no se puede permitir un colapso; también que debieran haberlo hecho antes, cuando teníamos enfermo y no difunto (¡qué fácil es torear desde la barrera!), pero no deja de tener su gracia macabra que siempre tengan que pagar los platos rotos los que tienen su dinero al alcance del estado (los que cobran una nómina).

Saludos a todos.

Er Tato dijo...

¿Liberal furibundo? Yo tampoco.

Saludos

Sombras Chinescas dijo...

No me atrevería a sugerir tal cosa, amigo Tato.

Saludos.