El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

martes, 13 de octubre de 2009

Pitos y chuflas

Resulta un tanto desconcertante que tanto nuestros políticos como los medios no cuestionen el hecho de que se abuchee a ZP, sino la circunstancia de que se aproveche el desfile del día de las fuerzas armadas para despacharse a placer con nuestro prócer; siendo así, asumimos como bueno el hecho de que en probidad merezca los pitos, postulado que no me encuentro con ánimos de rebatir.
En todo caso, parece evidente por qué los abucheos se producen en esta fecha tan señalada, y es porque no hay otra ocasión, ya que ZP no se muestra en publico si no es ante un puñado de sus incondicionales.
Es un hecho ya probado, por recurrente, que nuestros dirigentes se aíslan en sus torres de marfil en cuanto son reelegidos.
Y sí, es cierto que el momento y el lugar no son los más adecuados para abuchear a un mandatario. Sr. Presidente, brinde a sus gobernados más ocasiones de abuchearle, y seguro que acaban respetando el desfile del día del Pilar.

5 comentarios:

Julio dijo...

En este país no hay quien se exprese sin ser acusado de reaccionario...

Er Tato dijo...

A mí tampoco me parece bien, pero no debería ser precisamente Zapatero quien se quejase, Juan Carlos. ¿Acaso no fue él el que utilizó hace unos años el mismo acto institucional para una protesta política al no levantarse ante la bandera de EEUU? Incluso aquello fue más grave, pues él estaba allí en representación de algunos millones de ciudadanos, mientras que los que le pitaron ayer sólo se representaban a sí mismos, que hoy por hoy no es poco.

Un abrazo

Sombras Chinescas dijo...

Todos conocemos la aficción de nustro presidente por la pancarta cuando penaba en la oposición, por eso no se atreve a quejarse más que en privado.
Y la cuestión no estribaba en los que pitaban, sino en el que vive ajeno al mundo real.

Saludos a todos.

Javier Pérez dijo...

No estoy de acuerdo: si hubiese más días, le abuchearían más veces. No hay fechas de guardar en estos tiempos...

Sombras Chinescas dijo...

De todo se cansa uno, hasta de chuflar.