El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

martes, 11 de mayo de 2010

Los arcanos designios del elector

Nuestro ejecutivo se ha estado comportando como un boxeador sonado y derrotado, que sigue gastando a manos llenas, igual que cuando tumbaba rivales y ganaba títulos, hasta que el último fiador le retira el crédito.

¿Puede creer alguien que ZP sea tan estúpido como para ignorar que no podía continuar derrochando como lo hacía hasta que este fin de semana le cortaron las alas? Yo al menos no lo pienso, pero si creo que es tan irresponsable como para persistir en su prodigalidad, hasta que la UE le echó el alto, con tal de no asumir el más que probable coste electoral que esas medidas le podrían acarrear.

A la par que Europa le propinaba este tirón de orejas , el CIS le confirmaba que ha acertado con su política de “que no farte de na”, siempre considerando que lo que importa es perpetuarse en el cargo y no el bien del país. Es cierto que, con su comportamiento errático y tibio en lo que se refiere a las miserias internas, el PP no se antoja una alternativa (¿alternativa?) muy apetecible, pero parece meridianamente claro que cualquier opción debiera ser preferible a repetir con esta caterva de ineptos e irresponsables. No obstante, el elector obedece a muchos factores, mas nunca a la lógica, al igual que la bolsa, que en los últimos días se ha comportado como una montaña rusa, en la que sólo ganan un puñado de especuladores internacionales, los mismos que han propiciado la hecatombe helena.

En este país, la mayor parte del electorado padece una notable desafección política, y nadie se inmuta porque se echen a perder o se desperdicien ollas enteras siempre que a uno no le toquen las tajadas de su propio plato. Estos recortes impuestos por Europa nos van a poner a dieta a buena parte de la ciudadanía, si bien, incluso así y visto lo visto, los designios de elector se me siguen antojando inescrutables.

2 comentarios:

Mery dijo...

Tenemos un pasotismo impropio de una sociedad avanzada (o quizás precisamente por ello).
Me avergüenzo, por la parte que me corresponde.
Un abrazo

Sombras Chinescas dijo...

Buena parte de la responsabilidad es de los políticos, así como de nuestro sistema electoral, que determina que el vulgo los vea como una casta aparte de privilegiados que defiende sus propios intereses, en lugar de los de los electores.

Saludos.