El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

miércoles, 20 de octubre de 2010

Cicaterismo ilustrado

Existen concursos literarios que carecen de dotación económica y suelen editar a la obra ganadora en formato electrónico. Quien participa es consciente de ello y lo hace de forma voluntaria; yo mismo he concurrido a muchos de ellos e incluso he obtenido algún premio.

Otros sí que tienen premio en metálico, pero, como resulta que necesitan más material para rellenar un libro, publican a los finalistas sin compensación alguna. Algunos dan fe de este hecho en sus bases; otros no, y, cuando quieres darte cuenta, tienes un cuento publicado sin haber dado tu autorización (todos sabemos que es ilegal, pero, una vez impresos los volúmenes, métete tú en pleitos). Los "profesionales" de los concursos los tienen fichados y huyen de ellos como de la peste. A un servidor, que está en la literatura para dejarse la vida, no para ganársela, este hecho no le quita el sueño, si bien estima evidente que lo mínimo que debieran hacer los organizadores en este caso sería enviar al autor unos cuantos ejemplares.

Pues bien: este año ya me ha ocurrido en dos ocasiones que me han publicado y no han sido capaces de enviarme ni un solo libro. Uno de ellos fue el certamen "Ex novo", que hasta cierto punto podemos disculpar por su bisoñez, ya que era la primera edición, y cuyo cuento ya publiqué en junio en esta página, y el otro ha sido el "Luis del Val", cuyo micro puede leerse aquí.

6 comentarios:

Julio dijo...

Rayas hay hasta en los libros, Juan Carlos

Sombras Chinescas dijo...

De todo tiene que haber en el mundo, si bien airear ciertos trapos sucios es un acto de higiene: no se pondrá coto, pero al menos se sabe.

Saludos.

mujer prevenida vale por dos dijo...

Precioso micro!
Preciosísimo!
Genial!

Ésta semana también he "obtenido un galardón" me han nombrado en un blog Virreina de todas las perlas del Caribe... y estoy feliz. Tengo incluso la potestad de regalar perlas y por estas lecturas tan bonitas te regalo una perla.
Un abrazo.
(Felicidades)

enmalestado dijo...

Me gustó mucho 'Reciclaje'. Que relato más bueno para leer en tres minutos. Yo también participé, pero con menos suerte.

Acabo de descubrir tu blog. Soy Pablo, el chico que te hizo la entrevista para Ávila Siete, amigo de tu sobrino David. Me pasaré por aquí a menudo.

Saludos

Mery dijo...

Pues si, qué menos que enviar un par de ejemplares al autor.
Hay mucha tacañería, aunque a veces se disfrace de crisis.

Un abrazo

Sombras Chinescas dijo...

Cauta y valiosa mujer:
Celebro que te guste el micro. Este mes lo publicaron en "El mirador del norte" y el comentario casi unánime de los lectores fue que no lo habían entendido.

Pablo:
Me alegro de reencontrarte en la blogosfera. No sabía que también te dedicaras a emborronar folios. En todo caso, ya irás descubriendo que concursar, casi siempre, significa perder, y hay que hacerlo como quien juega a la lotería: consciente de que las probabilidades son ínfimas y siempre le toca a otros.

Mery:
Pues sí, así es. Y dije dos pero en realidad me he dado cuenta de que han sido tres.

Saludos a todos.