El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

lunes, 4 de octubre de 2010

La primera en la frente

El triunfo en las primarias de Gómez no sólo significa que los afiliados madrileños hayan preferido al candidato chusquero antes que a la candidata pija y de diseño, sino que supone la primera de las muchas patadas que las bases van a propinar en el trasero del hasta ahora incuestionado e incuestionable ZP.
ZP primero elevo al martirologio, y después, con esta victoria, confiere un cierto carácter político a Gómez, un tipo gris y de poco talento político, no muy diferente de él mismo cuando fue elegido secretario general. Pero, sobre todo, abre la veda, y no van a escasear las voces discordantes, ahora que la discrepancia parece aportar réditos políticos.

6 comentarios:

Rafael Lucena Soto dijo...

Esperaba tu entrada al respecto. Y en estos términos. Una demostración más de los enésimos errores del presidente, que vive de espaldas a la realidad del país y de su propio partido; prefiero al chusquero que a la pija; más que nada porque así se le vuelven a ver las vergüenzas al tipo con más suerte del mundo (por tener a Rajoy de líder de la oposición).

Sombras Chinescas dijo...

En efecto, Rafael, ZP ha sido el tipo de la baraka, pero, de un tiempo a esta parte, la fortuna parece haberlo abandonado.

Saludos.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Pues coincido con mi tocayo. Como la alternativa a este gobierno sea lo que se ve del PP, apaga y vámonos.
Encausados, perdedores, chorizos descarados y un largo etc.
Saludos.

Sombras Chinescas dijo...

Como postula tu tocayo, la alternativa no causa que se haga la boca agua, aunque supongo que no será difícil mejorar lo presente.

Saludos.

mujer prevenida vale por dos dijo...

Estoy por emigrar, pero viendo la realidad del mundo paso... emigro a la vida de laguna serie de la TV a esas que lo tienen todo... Modern family, 30 plaza rock, los soprano...

Sombras Chinescas dijo...

Para qué, si es la realidad la que parece emigrar a una teleserie (no repito más lo de las películas de Berlanga).
Saludos.