El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

miércoles, 8 de octubre de 2008

Barcos sin honra.

Por una vez (y sin que sirva de precedente) mi admirado ZP ha tratado de anticiparse a los acontecimientos en vez de limitarse a dejarse arrastrar por ellos.

No existe gran diferencia entre que se garanticen 50.000 o 100.000€ de nuestros depósitos; el españolito medio lo que suele tener es una deuda con el banco, y lo importante es el mensaje subyacente: que los fondos (del que los tenga) no están tan seguros en el banco como nadie se hubiese atrevido a dudar hace unos pocos meses.

La medida importante de veras es la que se sacó de la manga, la referente a apoyar la financiación de las empresas, si bien, y a falta de más detalles, sospecho que sólo está orientada a las grandes empresas. A pesar de que en España la mayor parte del empleo lo crean las PYMES, esta medida es buena en tanto que, aunque no las apoye, evita que sean arrastradas en la caída de las grandes.

En este país nadie paga al contado: todas las operaciones mercantiles se realizan a 90,120 e incluso 180 días. Arrastrados por esta psicosis financiera, los bancos están negándose a renovar las líneas de crédito y descuento de empresas con las que jamás ha tenido problema alguno, medida que provoca el estrangulamiento de cualquier PYME. Por esta razón, es vital que el único que puede, el estado, medie o avale de algún modo a las PYMES para atajar esta situación.

Ahora bien: ¿de dónde va a salir todo este dinero? Es público y notorio que en España hay más de 500.000 millones de Euros de dinero negro tan sólo en billetes de 500. Durante la crisis del 92, el gobierno de González ya realizó una emisión de deuda con opacidad fiscal. Es cierto que esta amnistía fiscal vulnera toda ética, mas, ¿permitiremos que nos hundamos todos con tal de fastidiar a los defraudadores? Volvemos a la vieja cuestión de Felipe II.

4 comentarios:

A pajera abierta dijo...

El españolito medio ahora se llama españolito miedo, el peor estado que se puede tener para afrontar una crisis. A ello contribuyen los medios de comunicación, con noticias alarmistas un día sí y otro también. "Distribuya ud. sus ahorros de 20 en 20 mil en cada banco, para estar cubierto por el fondo de garantía", y va el españolito miedo y lo hace, sin pensar las consecuencias que puede traer eso. Entonces va el gobierno y sube la garantía a 100 mil y resulta que el mensaje saliente es que "ahora sí que es verdad que estamos jodidos" (aunque el que hace tres días sacó sus 20 mil para ingresarlos en otro banco del que conoce poco más que el nombre, se pregunta por qué corrió tanto o por qué el gobierno no subió la garantía antes). Y mañana la prensa o la tele darán otra noticia, y el españolito miedo seguirá sus advertencias, porque parece ser que los comunicadores son expertos financieros y saben siempre lo que va a suceder y lo que hay que hacer.
Cuando se está inmerso en una crisis de confianza, lo peor que se puede hacer es emitir noticias del tipo "sálvese quien pueda" para incrementarla hasta niveles esperpénticos, donde más de uno ya se está pensando en meter el dinero debajo del ladrillo, único lugar seguro porque todas las Entidades Financieras van a quebrar. Es lo que pasa cuando se repite una hipótesis hasta la saciedad, que al final, de tanto decirlo, se convierte en realidad.

Sombras Chinescas dijo...

Es cierto que la actitud del ejecutivo no contribuye a infundir ánimos ni confianza, sobre todo teniendo en cuenta la sarta de mentiras que festona todas sus declaraciones referentes a la economía desde la precampaña electoral.

Saludos.

A pajera abierta dijo...

No es sólo la labor del ejecutivo, son también los medios de comunicación y los bulos malintencionados o de ignorantes. Te puedo contar que ayer mismo corrió por mi ciudad el bulo de que la CCM iba a quebrar, y se formó una cola de clientes que daba la vuelta a la calle, ansiosos por recuperar sus ahorros. Si en todas las sucursales de esa Caja sucediera lo mismo, sin duda que quebraría, no por la inestabilidad de sus inversiones, sino por la retirada de los fondos de todos sus clientes. El que haya difundido ese bulo, merece pena de cárcel.

Con esta psicosis se está consiguiendo que se haga negro el dinero que antes era A, porque no hay ni una caja de seguridad libre, rebosantes de dinero que ni genera rendimientos, ni posibilidad de inversión, y tampoco se declara, es como si no existiera.

Los clientes preguntan en qué se invierte todo, hasta los depósitos garantizados. "Oiga, si está garantizado, nunca puede perder el capital ingresado". Ya, ¿y si quiebra el banco? "Pues mire, si esta Entidad quiebra, significará que por delante han caído muchos más, y que cientos de miles de personas se quedan sin trabajo y el país sumido en un caos. Comprenderá que lo de menos es que ud. pierda sus 20 mil euros, porque para entonces tendremos que vivir del trueque y de la siembra de patatas".

Y yo debo ser la única en este país que piensa que eso nunca va a suceder.

Sombras Chinescas dijo...

Dele Ud. tiempo a Zapatero y verá como es capaz de lograrlo: a la vez que desenterramos los muertos de la guerra civil, haremos lo propio con los coches de gasógeno y los marranos criados con mondas de patata en los patios de vecinos.

Saludos.