El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

viernes, 28 de marzo de 2008

La espina de la amapola

El gran escritor Javier Pérez, ganador del Premio Azorín en 2006 (entre otros muchos) y buen amigo virtual, acaba de sacar un nuevo libro, aquí podéis ver una presentación: Presentación de la espina de la amapola
Si alguno leísteis mi reseña sobre “La crin de Damocles”, seguramente estéis deseando meterle mano a esta nueva entrega protagonizada por el comisario Müller.

Yo ya tengo mi ejemplar, lo he conseguido en la papelería de Paracuellos, lo que significa que puede comprarse en cualquier sitio.

jueves, 27 de marzo de 2008

Nada nuevo bajo el sol.

Decía Raymond Chandler, el gran maestro que supo llevar a cabo el milagro de elevar un subgénero a la categoría de arte: ”Los escritores son todos unos proxenetas. Prostituyen lo que ven y a la gente que conocen y le dan una vida nueva en un libro, negro sobre blanco”.

Por segunda vez, como aconteció con la frase de Auster en Leviathan, que cito en una de mis primeras entradas (Cómo se gestó la criatura), uno se cree que es original y se encuentra con que otro escritor describe impúdicamente esas impresiones que uno creía propias y únicas (y hasta cierto punto vergonzantes).

Yo no construyo a mis personajes en función de la gente que conozco, pero con frecuencia, de repente, un personaje, por propia iniciativa, asume la forma de alguien que existe y, desde ese momento, este particular me ayuda a que la historia tenga más consistencia. Y no sólo lo hago con los personajes, sino con situaciones, lugares e incluso manías de la gente. Esto hace que mi esposa piense que mis escritos no son otra cosa que mi autobiografía mal contada y, por mucho que me empeñe en hacerle ver que son ficción, no existe forma humana de sacarla de sus trece, y eso que a menudo, además de proxeneta, ejerzo de Dr. Frankenstein, pues compongo un personaje a base de los retazos de varios.

Si es difícil de veras ser original, cómo habrá de serlo el convencer a los demás de que lo eres.

En ello seguimos, contumaces (que diría Javier Pérez).

La próxima semana me voy a Portugal, a ponerme hasta arriba de bacallhau.

martes, 25 de marzo de 2008

Sin papeles

En esta ocasión, no estoy hablando de los ecuatorianos que levantan las calles, ni de subsaharianos, carne de patera e invernadero, ni tan siquiera de chinos prodigiosamente longevos (¿Alguien ha presenciado el sepelio de un chino?), sino de notables dirigentes socialistas que no tienen el carné del partido.

Ha tenido que ser Ibarra quien levante la liebre; ese tipo bajito y con cara de perpetua mala leche que, gracias a su presidencia vitalicia, tiene bula para decir lo que realmente piensa (¿No es notable que esto sea notable?). El presidente extremeño acostumbra a decir verdades como puños, pero también acostumbra a soltarlas como si fueran puñetazos; en cualquier caso, uno, que no le profesa demasiada simpatía, no puede dejar de quitarse el sombrero y decir: ¡Olé tus huevos!

Aunque a muchos no les guste, los últimos días la izquierda está arrojando mucha más carnaza a los medios que la derecha, por lo que tendremos que hablar de ella, aunque nos tachen de ser de “derechas” y, lo que es peor, de “intelectual”, ¡vaya usted a saber qué significa esto!

domingo, 23 de marzo de 2008

Las interioridades

Las interioridades, el cuento que encabeza y da título a libro con el que Félix J. Palma ganó el Tiflos en el 2001, es uno de esos cuentos por los que muchos escritores, entre los que me incluyo, matarían a cambio de haberlos firmado, y lo que tiene más mérito (o más delito, según como se mire) es que el autor, cuando salió este libro, tenía apenas treinta años. El resto del conjunto no esta a la misma altura, es imposible ser sublime sin interrupción; aunque son magníficos cuentos, el primero les deja el listón demasiado alto.

A vueltas con este cuento, hace unos días comentaba en este blog (Sobre plagios ) que a Oscar Alonso Álvarez le acusaban, bastante acaloradamente, de haber plagiado a Las interioridades por meras similitudes formales y estilísticas; pues bien, uno de los cuentos del libro (En el tejado, el violinista) versa sobre un violinista y La Campanella, de Paganini, exactamente igual que uno de mis cuentos, que pena de concurso en concurso. Miedo me da como alguien se entere.

En cualquier caso, una lectura indispensable, sobre todo si eres uno de esos bichos raros que se aventuran a coger un libro de cuentos.

lunes, 17 de marzo de 2008

Soldarse al puesto

¡Y yo pensaba que estaba endeudado! Mi hipoteca, al lado de los diez y seis millones de euros (casi tres mil millones de las antiguas pesetas) que debe IU, se me antoja una fruslería.

Y el Sr. Llamazares dice que no deja su mullido escaño de diputado, que para eso lo han votado. Francamente, tendrá gracia que el nuevo dirigente de IU, cuando lo haya, no goce de plaza en el congreso y tenga que arrastrarse por los programas cardíacos, las tertulias mañaneras y los “talk show” vespertinos para narrar las maldades del sistema capitalista y la perfidia de la patronal; seguro que echará de menos al extinto tomate.

En cualquier caso, no puedo culpar por ello al Sr. Llamazares, pues yo mismo, si pillase un chollo semejante, me soldaría al puesto como una lapa y tendrían que separarme de él con soplete y escoplo.

jueves, 13 de marzo de 2008

La poetisa


A Jesus Tíscar, otro de los míticos pobladores del foro de PL.com, se le puede acusar de muchas cosas, pero no cabe echarle en cara el hecho de que carezca de originalidad. El universo tiscariano, un mundo concebido a imagen y semejanza de los desvaríos de un psiquiatra freudiano majara al borde del coma etílico, donde reinan soberanos los instintos primarios y las más bajas pasiones, es tan personal e innovador como su estilo o su lenguaje.

Uno, que con anterioridad se había leído el resto de la obra impresa del autor (“Via Crucis”, “Colección de impresentables” y “12 cuentos con premio”), pensaba inocentemente que le había cogido el tranquillo al jienense, pero debe reconocer que “La Poetisa” lo ha sorpendido con el pie cambiado, y es que, aunque la esencia de este libro sea básicamente la misma que la de los otros –eso sí, más pura y concentrada– de algún extraño modo es radicalmente distinto

Reconozco que no he podido evitar, aunque el personaje de la poetisa (ninfómana, asesina en serie y caníbal) es uno de los más depravados que cabe imaginar, que a menudo acudiera una sonrisa a mi boca.

En verdad, no estoy seguro de si “La poetisa” es uno de los libros más geniales que he leído últimamente o si, simplemente, no es más que la deyección de una mente enferma, pero, en cualquier caso, no puedo dejar de recomendar su lectura; eso sí, los amantes de lo políticamente correcto y los que tengan el estómago delicado, es mejor que se abstengan.

martes, 11 de marzo de 2008

La exaltación del mamarracho

Dejas a la gente que elija quién habrá de representarles y, en vez de decantarse por el que lo haría más dignamente, distinguen con su voto a un auténtico mamarracho, un fantoche de cartón piedra al que se le nota a la legua que es un producto de cutre-marketing y que no atesora más meritos que el haberle caído en gracia a unos electores a los que les importa un comino que el susodicho vaya a poner en entredicho a nuestro país ante los ojos de medio mundo.

En estas ocasiones, uno siente cómo se tambalean sus principios democráticos y se plantea si, para según qué cosas, no sería conveniente exigir algún tipo de cualificación a los electores, algo similar al permiso de conducción, que acredite que tienen la capacidad requerida para afrontar la responsabilidad que supone una elección.

Y que conste que no estoy hablando de política, sino de eurovisión.

viernes, 7 de marzo de 2008

Héroes en mangas de camisa

Es preciso tener muy pocas entrañas para disparar, delante de su mujer y de su hija, a un tipo de la calle, como usted y como yo, que no había cometido más delito que tratar de servir a sus paisanos; no a una masa difusa a la que apenas se puede concebir, sino vecinos de su pueblo a los que, en buena parte, conocería con nombres y apellidos. Precisamente, en Mondragón gobierna ANV, esto es, ETA, con el apoyo de izquierda unida, ¡y Llamazares tiene la desvergüenza de decir que hay que responder al terrorismo en las urnas!

Pero lo más triste de todo no es que, para desempeñar un cargo, tan inocuo y por otra parte tan necesario, como el de concejal, te obliguen a convertirte en una especie de héroe de andar por casa, ni que haya gente dispuesta a apretar el gatillo por causa tan vil –siempre la habrá– sino que 73.334 vascos, un 7.4% de los votantes, hayan dado su apoyo a ANV, léase ETA, en los últimos comicios. Esto sí que no tiene ninguna justificación.

Una perla

Aquí les dejo, señores, un "peaso" poema como la copa de un pino. Por supuesto, no acabo de adquirir unas dotes poéticas insospechadas, sino que me lo ha cedido mi buena amiga (y gran MAESTRA) Teresa Núñez, para subir un poco el nivel artístico de este blog. Como casi todo lo que escribe Teresa, está premiado.

Que Uds. lo disfruten: Manual para quemar una rosa

Reivindicación de Jack London

Sin duda alguna, este es uno de los autores más injustamente arrinconados e infravalorados. Resulta increíble que el creador de “Martín Edén” (que, a pesar de que sus personajes son planos y arquetípicos, es una de las mejores novelas que se han escrito sobre escritores y que debería ser de obligada lectura para quien pretenda serlo) no ocupe un lugar preferente entre los autores recomendados a los escolares, pues son precisamente del tipo que despierta adicción a la página impresa.

Sus personajes al límite (“Las mil docenas”) son un presagio e inspiración de lo que nos resultó novedoso en Auster, y sus cuentos del ártico o los mares del sur encierran la magia de las historias contadas a la luz de las ascuas por rudos aventureros. “Antes de Adán” sin duda le fue muy util a Roy Lewis para alumbrar su memorable “El fin del pleistoceno”, e incluso para sí mismo a la hora de concebir lo que casi fue su canto del cisne, “El vagabundo de las estrellas”.

A ver si alguno de los que se pasan por esta página recoge el guante.

jueves, 6 de marzo de 2008

La crin de Damocles



Esta es la primera novela que publica Javier Pérez, Zamorano afincado en León (y presuntamente relacionado con un tal “Yunque” que campaba por el foro de pl.com), con la que consiguió el premio Azorín 2006. En esta historia de intriga, magistralmente ambientada en la Alemania de entreguerras, los múltiples hilos argumentales se retuercen y entremezclan de modo semejante a una filigrana charra. Müller, comisario de asuntos políticos, que tiene que bregar con comunistas, nazis, crimen organizado y hasta con un comisario corrupto que pretende hundir su carrera, se ve, sin embargo, puesto contra las cuerdas por un asunto pintoresco: un misterioso esquilador, que se dedica a cortar las melenas de mujeres jóvenes.

Sin duda alguna, un libro para pasar un rato estupendo. No se lo pierdan.

martes, 4 de marzo de 2008

Declaración de intenciones (y desmentido)

Es curioso que, a pesar de que insisto una y otra vez en que no hay que ser partidista y tratar a los políticos como administradores a los que contratamos los votantes, y de que tengo a gala el atesorar ideas (seguramente pocas y flojas) en lugar de ideologías, que son un pobre sucedáneo de las anteriores, todo el mundo (incluidos los partidarios de uno y otro) piensa que inequívocamente soy del PP.

Mi propósito no era hacer un blog pro PP, como algunos me apuntan, sino repartir cera a cada cual según méritos (lógicamente, suele atesorar más quien más manda).

He procurado mantenerme imparcial, al margen de las antipatías que me pueda suscitar alguno de los candidatos, y atenerme a los hechos tanto como me ha sido posible. Me reitero en mi idea original de no dejarme nublar la visión por partidismo alguno, y me reafirmo en mi derecho a opinar lo que me de la gana y a cambiar mi postura tantas veces como desee, siempre que estime que estaba equivocado.

Eso sí, al que considere que soy del PP, no conseguiré hacerle cambiar de idea, ¿no ha ganado, acaso, Zapatero los dos debates?

A servir.

Dicen que será para mayo

Me comenta la comadrona, Cristina, por más señas, que se espera el alumbramiento para esas fechas, si bien puede variar a última hora, ya que se sabe que estas criaturas pueden ser caprichosas. Tenemos pensado ponerle de nombre “Sombras chinescas”, y verá la luz en los talleres de la Editorial Maghenta. En mi condición de padre primerizo, me tiemblan las rodillas como a una novicia antes de pronunciar los votos.

Se acabó la campaña

Tanto los candidatos como yo, hemos dicho cuanto cabía decirse al respecto, por lo que no les aburrimos más con este tema, distinguida concurrencia.

lunes, 3 de marzo de 2008

El debate (y las elecciones) que va a ganar Zapatero.

No me cabe duda alguna de quién va a ser el ganador mediático de esta noche. Si la pasada semana la mayoría de las manipuladas encuestas daban como ganador a un ZP que recibió hasta en la partida de nacimiento, hoy previsiblemente se saldrá del marcador.

El pasado debate fue un calco del primero que enfrentó a González y Aznar, y Zapatero cometió los mismos errores que su predecesor (minusvalorar al contrincante y no haberse preparado adecuadamente). Parece verosímil que Rajoy incurra en los mismos errores en los que cayó Aznar en el segundo (básicamente, tratar de presentar su programa en vez de repartir estopa) y que hoy ZP trate por todos los medios de mostrarse beligerante, seguramente agarrándose al trasvase del Ebro y a los pasados gobiernos de Aznar.

Lo peor de todo es que estas elecciones las va a ganar por la mínima un ZP que se va a dejar robar la cartera por los nacionalistas a la primera de cambio. Lo deseable, y lo razonable, sería un gran pacto “a la alemana”, algo tan improbable que produce hasta risa.

Por mucho que se empeñen en demostrarnos lo contrario, sobre todo una vez probada en el extinto bloque del este la inviabilidad del sistema socialista, las diferencias entre los dos grandes partidos son mínimas, y, en todo caso, mucho menor que las que hay con los nacionalistas, que lo único que pretenden (y lograrán) es llenarse la buchaca.

Por increíble que parezca, ambos partidos, pero sobre todo el PSOE, puesto que ZP que ha convertido la rivalidad con el PP en algo personal, se aplican la máxima de “antes muerta que tuya”, con el resultado de que al final todas las instituciones acabarán convertidas en “la Meretriz de Babilonia”.

Ahora vas y los votas.