El hombre, en la superficie de la tierra, no tiene derecho a dar la espalda e ignorar lo que sucede en el mundo.

Fiódor Dostoievski (El jugador)

jueves, 5 de noviembre de 2009

Forajidos de leyenda

Millet, el encausado ex presidente de la fundación Orfeó Català-Palau de la Música, no sólo se llevaba crudos los cuartos del contribuyente, sino que también estafó, nada menos que con los gastos de la boda de su propia hija, a sus consuegros.

Sería inconcebible imaginar semejante bajeza moral incluso en el más vil de los delincuentes, pero este “Señor”, perteneciente a la crème de la crème de la burguesía catalana, no dudó en asolar con su bandolerismo cuanto estuvo a su alcance.

No es de extrañar que lo conduzcan esposado. Ni que el juez instructor y los policías que lo custodian se palpen a cada momento la cartera.

8 comentarios:

Equipo Blackie Project dijo...

Jaja.

dany dijo...

Me sumo al Jaja de arriba.
Los días del Reverte en el Semanal están contados.

Sombras Chinescas dijo...

Supongo que debe de ser a causa de la crisis, porque los escasos premios y menciones que ahuyentan mínimamente la desolación de mi currículo no se me antojan méritos suficientes.

Saludos a todos.

Er Tato dijo...

¿Y el alivio que habrán sentido los consuegros estafados al comprobar ahora que pueden lavar su imagen y decir que ellos pagaron su parte? ;-)

Saludos

Julio dijo...

Chorizos donde los haya...

Sombras Chinescas dijo...

Tato:
Yo en lo primero que pensé fue en la cara que se le debió quedar a la hija al enterarse.

Julio:
Más que chorizos, la charcutería entera.

Saludos a todos.

Karuna dijo...

Vaya destape el que estamos viviendo estos días, y curioso ahora, con la crisis que está cayendo...
Me uno al jaja (y muy bueno lo de la charcutería!)
Saludos!

Sombras Chinescas dijo...

Bienvenida por estos pagos, Karuna.

Saludos.